Papa llamó a ayudar a la población afgana

En su habitual discurso antes del rezo dominical del Angelus, el Pontífice volvió a referirse al conflicto afgano, aunque también quiso subrayar que la actual situación de emergencia “no debe hacernos olvidar que en otras partes del mundo persisten condiciones de grave pobreza e imperiosa necesidad”.

11 de Noviembre de 2001 | 09:22 | EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Juan Pablo II hizo hoy un nuevo llamamiento a la comunidad internacional para que actúe “con urgencia” y haga llegar la ayuda necesaria a la población de Afganistán atrapada por la guerra.

En su habitual alocución antes del rezo dominical del Angelus, el Pontífice volvió a referirse al conflicto afgano, aunque también quiso subrayar que la actual situación de emergencia “no debe hacernos olvidar que en otras partes del mundo persisten condiciones de grave pobreza e imperiosa necesidad”.

Juan Pablo II enmarcó su enésima petición de ayuda en favor de la población de Afganistán en el ámbito de la reflexión sobre la celebración hoy por la Iglesia católica de una jornada de acción de gracias por los bienes materiales recibidos.

“Mientras damos gracias a Dios por lo que los campos han producido este año -dijo el Papa-, no debemos olvidar a quienes en varias partes del mundo están privados de los bienes esenciales, como la comida, el agua, la casa y la asistencia sanitaria”.

“De modo especial -subrayó-, pienso en este momento de gran preocupación internacional en la querida población de Afganistán, a la que es urgente hacer llegar toda la ayuda necesaria”.

Desde la ventana de su estudio, Juan Pablo II advirtió a los miles de personas que, bajo la lluvia, se dieron cita en la explanada de la Plaza de San Pedro, de que “ante estas situaciones no es suficiente limitarse a iniciativas extraordinarias”.

“El empeño por la Justicia -añadió- requiere un auténtico cambio de estilo de vida, sobre todo en la sociedad del bienestar, como también un más equitativo gobierno de los recursos”. El Pontífice argumentó que los actuales desequilibrios “alimentan conflictos y amenazan en modo irreversible la tierra, el aire, el agua, que Dios ha confiado a la custodia de la Humanidad”.

Antes del rezo del Angelus, el Papa visitó la parroquia romana de la Camiluccia, donde afirmó que la relación entre la fe y la vida constituye uno de los desafíos más importantes que tiene planteados hoy la Iglesia católica.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas