ONU intensifica contactos para formar nuevo gobierno en Afganistán

El secretario general de la entidad, Kofi Annan, dijo este lunes que la organización que dirige trabajará más rápido en crear las condiciones y el consenso necesario que asegure la conformación de un gobierno más abierto que asegure la representatividad de todos las etnias que conforman el país para dar cierta estabilidad en la conducción política de Afganistán.

12 de Noviembre de 2001 | 17:35 | EFE
NACIONES UNIDAS, Nueva York.- La Organización de Naciones Unidas (ONU) afirmó este lunes que acelerarán las negociaciones para reunir al máximo número posible de representantes afganos con el fin de preparar un gobierno interino para cuando caiga el régimen talibán que hou gobierna el país.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo que había recibido el respaldo de Estados Unidos, Rusia y los países fronterizos a Afganistán para ampliar las consultas y seguir siendo el principal responsable de la solución política al conflicto.

Annan reconoció que la institución debe actuar rápidamente para adecuar la "estrategia política y humanitaria" a la marcha de la campaña militar en Afganistán, donde las tropas de la Alianza del Norte están haciendo importantes progresos.

Lakhdar Brahimi, enviado especial de la ONU para Afganistán, declaró, por su parte, que intentaría reunir "lo antes posible" a representantes de todos los grupos étnicos afganos para estudiar los arreglos para un gobierno interino que asuma el control del país", una vez que la campaña militar finalice.

Preguntado si también se incluiría a los talibanes como quiere algún país fronterizo, Brahimi contestó que el nuevo gobierno intentaría incluir "a todo el mundo que esté dispuesto a participar", resaltando que será lo más representativo posible.

Annan reconoció que la aceleración de los acontecimientos sobre el terreno -en referencia a la esfera militar- obligaba a la organización a ser "flexible y moverse rápido" y resaltó que Brahimi intensificará los contactos con todas las facciones envueltas.

Las declaraciones fueron realizadas al final de la reunión realizada en la ONU a nivel de ministros del llamado Grupo "6+2" (China, Pakistán, Irán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán -que reúne a todos los países vecinos de Afganistán, más Estados Unidos y Rusia).

En una declaración hecha pública después de la reunión, el Grupo, entre otras cosas, reafirmó que el grupo Al Qaeda (La Base) y otras organizaciones terroristas dentro de Afganistán y "los talibanes que los apoyan" deben ser llevados ante la justicia.

La declaración muestra el consenso de todas las partes sobre la necesidad de que el nuevo gobierno para Kabul que surja después de la campaña militar que lleva a cabo Washington y sus aliados sea libre, democrático y logrado a través del diálogo por los propios afganos, sin exclusiones, si es posible.

También reitera que las nuevas estructuras administrativas deberán mantener un estricto respecto a los derechos humanos y a la diversidad étnica y demográfica de los diversos grupos que conforman el país, además de renunciar al narcotráfico.

Asimismo, el nuevo gobierno tendrá que asegurar que contribuirá a la estabilidad de la región y no será nunca una amenaza para la paz internacional, rechazando todo apoyo al terrorismo internacional, razón principal de la guerra actual contra el régimen talibán.

El grupo de países, que contó con la presencia del secretario norteamericano de Estado, Colin Powell, era la primera vez que se reunía con rango de ministros para tratar este tema específico desde el inicio de las acciones bélicas hace unas cinco semanas, y es significativo por el principio que representa.

El sábado, el Presidente de Pakistán, Perwez Musharraf, respaldó a su colega George Bush en la campaña militar que lleva a cabo contra los talibanes, pero pidió que se preparen cuanto antes estrategias políticas, humanitarias y de reestructuración del país.

Musharraf se mostró especialmente preocupado por dos cosas. Primero evitar que se produzca un "vacío de poder" en Kabul que pueda acabar en anarquía, y, segundo, que el régimen resultante sea representativo de la diversidad étnica del país.

Brahimi, un viejo diplomático argelino especialista en misiones de paz y consejero muy cercano de Annan, al parecer propone la idea de crear un gobierno provisional encabezado por el ex rey Mohamed Zahir Shah que supervisaría la convocatoria de una "Loya Jirga" (gran asamblea tradicional) e invitaría a la ONU a asistirle en su desarrollo.

El Consejo de Seguridad de la ONU daría luz verde entonces a una resolución respaldando el plan y desplegando una misión de paz que estaría autorizada al uso de la fuerza en caso necesario.

Por otra parte, se establecería un período de transición, de como mucho dos años, durante el cual se garantizaría el envío masivo de ayuda humanitaria y se organizaría un masivo programa de reconstrucción de elementos básicos como la infraestructura.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas