Alfonsín entregó el mando del oficialista Unión Cívica Radical

El ex presidente argentino Raúl Alfonsín (1983-89) dejó este jueves la conducción de la oficialista Unión Cívica Radical (UCR, socialdemócrata) y pasó el mando al gobernador de Chaco (noreste), Angel Rozas, crítico del gobierno nacional de Fernando de la Rúa.

22 de Noviembre de 2001 | 20:30 | AFP
BUENOS AIRES.- El ex presidente argentino Raúl Alfonsín (1983-89) dejó este jueves la conducción de la oficialista Unión Cívica Radical (UCR, socialdemócrata) y pasó el mando al gobernador de Chaco (noreste), Angel Rozas, crítico del gobierno nacional de Fernando de la Rúa.

En un discurso de despedida de la presidencia de la UCR, Alfonsín (de 74 años) llamó a "recuperar la capacidad de decisión nacional" para lograr un "Estado auténtico, autodeterminado frente a lo internacional".

El electo senador radical, que asumirá su banca en la Cámara alta el 10 de diciembre, apuntó además contra "los sectores internos que a través de sus lobbys piensan que pueden ser más fuertes que las democracias representativas".

La nueva conducción de la UCR fue aprobada por unanimidad sin pasar por duras disputas internas.

Rozas definió la labor de su antecesor como "un claro ejemplo de cómo se debe conducir en tiempos de dificultades".

Como gobernador de Chaco, semanas atrás Rozas decidió cesar de amortizar el capital de la deuda provincial, pero mantuvo los pagos de intereses.

Cuando ya estaba definido todo, De la Rúa arribó a la sede del Comité Nacional de la UCR para sumarse al plenario de delegados radicales.

En su discurso previo a la llegada de De la Rúa, Alfonsín señaló que el "nuevo desafío" de Argentina es la "necesidad de superar las nefastas consecuencias de un neoliberalismo calamitoso no sólo en el campo económico, sino en lo social" dejados "durante la década del '90", en alusión al gobierno de Carlos Menem (1989-99).

A sus partidarios les recomendó sostener "la unidad de la UCR, la reafirmación de la Alianza (UCR-Frepaso) y la unión nacional", temas que consideró "indispensables".

Alfonsín fue uno de los máximos impulsores de la Alianza que llevó a De la Rúa al gobierno en diciembre de 1999, pero hoy la coalición está prácticamente desmembrada -sólo permanece en algunos distritos-, ningún miembro del Frepaso (centroizquierda) integra el gabinete nacional y se dividió el bloque de la Cámara de Diputados.

El ex presidente también llamó a la "unidad nacional" para "imponernos -dijo- a la alianza siempre implícita de la derecha reaccionaria".

Asimismo, convocó a "los partidos políticos, los sectores económicos y empresarios" a "defender" las "empresas nacionales frente a un proceso de extranjerización aguda".

El ex mandatario dijo que "es indudable que el gobierno tiene asuntos pendientes", pero destacó el hecho de que se haya escuchado el reclamo de la UCR de llevar adelante "la reestructuración de la deuda pública y la reactivación de la economía, aunque todavía no se pueden advertir las consecuencias".

En el orden internacional, advirtió sobre el peligro de la reedición del autoritarismo y sobre el hecho de que "con estas guerras insólitas, puede llegar el caso de que se sancionen leyes, como ya vemos en otros países, que debiliten la libertad", aunque no especificó cuáles.

"Habíamos señalado que el principio de este siglo XXI era de lucha por la igualdad, pero (a partir de los ataques terroristas en Estados Unidos del 11 de septiembre) creemos que hay que agregar la necesidad de luchar por conservar la libertad", sostuvo Alfonsín.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas