Norteamericano que se unió a los talibanes, ahora coopera con Washington

Los responsables estadounidenses aún no han definido el estatus jurídico de John Walker Lindh, un joven de 20 años que, según sus propias declaraciones, se enroló en la milicia islamista hace seis meses.

09 de Diciembre de 2001 | 17:21 | AFP
WASHINGTON.- Un joven estadounidense cuya suerte apasiona y divide al país, dio informaciones sobre los talibanes, a quienes se había unido y se muestra cooperativo, indicaron este domingo altos funcionarios en Washington.

John Walker Lindh, de 20 años, detenido una semana atrás en el norte de Afganistán, es considerado como un traidor por muchos de sus compatriotas, pero los responsables estadounidenses aseguran que su estatus jurídico no ha sido definido aún.

Por el momento es interrogado en una base de los marines -el campamento Rhino- en una región desértica de Afganistán, al sudoeste de Kandahar.

"Es bastante cooperativo" indicó el jefe del estado mayor conjunto, general Richard Myers, en una entrevista en la cadena de televisión CBS.

El vicepresidente Dick Cheney indicó en la cadena NBC que el joven había dado informaciones útiles. "Me dijeron que ciertas informaciones que había dado fueron útiles", declaró.

John Walker Lindh fue entregado al Ejército estadounidense una semana atrás, luego de emerger de los sótanos de la fortaleza prisión de Qala-Jangi, cerca de Mazar-i-Sharif, al término de una revuelta de prisioneros talibanes extranjeros, sofocada de forma sangrienta por las fuerzas de la Alianza del Norte.

"El estuvo estrechamente implicado en los hechos y creo que ha dado -al menos en lo que concierne a Afganistán, informaciones útiles y continuará haciéndolo", agregó Myers.

Cheney considera que corresponde a las autoridades civiles, principalmente al departamento de Justicia, determinar su suerte, una vez que los interrogatorios en Rhino hayan finalizado. "Como ciudadano estadounidense, está protegido por sus derechos, y será tratado respetando esos derechos", dijo el vicepresidente.

Sin embargo, como muchos estadounidenses, Cheney admitió sus dificultades para comprender cómo "alguien que ha crecido en este país pudo encontrarse en Afganistán combatiendo junto a los talibanes y Al Qaeda".

John Walker Lindh nació en Washington en 1981 y creció en Maryland (este) y en California (suroeste). Se convirtió al Islam a los 16 años antes de ir a Yemen a estudiar árabe y luego a Pakistán para unirse a una escuela religiosa.

Según sus propias declaraciones, seis meses atrás se enroló en la milicia fundamentalista talibán que Washington decidió destruir luego de los ataques suicidas del 11 de septiembre.

"No sé" lo que se debe hacer con "ese pobre muchacho", declaró recientemente el Presidente George W. Bush. "Es evidente que fue inducido al error, me parece que pensaba luchar por una causa noble y en realidad apoyaba a un Gobierno que era uno de los más represivos de la historia de la humanidad".

Varias cadenas de televisión estadounidenses difundieron el viernes las imágenes de un enfrentamiento entre Walker y un agente de la CIA, Johnny Spann, muerto durante la revuelta de prisioneros en Qala-Jangi.

Las imágenes muestran a Walker, arrodillado, con los brazos atados a la espalda y los cabellos hacia atrás para descubrir su rostro, interrogado por Spann, en presencia de otro agente de la CIA, conocido bajo el nombre de "Dave".

En cierto momento Dave se dirige a Spann y le dice: "Si él quiere morir, morirá aquí. De lo contrario pasará el resto de su vida en prisión. El decide. Nosotros sólo podemos ayudar a quienes quieren hablar".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas