Oficialistas argentinos se oponen a dolarización y ajustes salariales

El presidente de la Unión Cívica Radical, Angel Rozas considera que dolarizar es "la peor de las alternativas" para salir de la crisis económica, respondiendo así a la idea del ex presidente y líder de la oposición peronista, Carlos Menem, de promover el cambio al dólar.

14 de Diciembre de 2001 | 13:16 | AFP
BUENOS AIRES.- El presidente de la oficialista Unión Cívica Radical (UCR), Angel Rozas, rechazó el viernes una eventual dolarización en Argentina, al considerarla "la peor de las alternativas" para salir de la grave crisis económica y financiera.

En sintonía, el jefe de los diputados radicales, Horacio Pernasetti, declaró que nuevos ajustes salariales, que estudia el Gobierno para cumplir con el déficit fiscal cero, serían "inviables políticamente y socialmente".

Con sus declaraciones, Rozas salió al paso de la insistencia del ex presidente y líder de la oposición peronista, Carlos Menem, en promover la dolarización, en el marco de la concertación nacional anticrisis, tras reunirse con el presidente Fernando de la Rúa.

Pernasetti dejó constancia, por otra parte, de la resistencia de los bloques parlamentarios de la UCR a votar positivamente una nueva batería de ajuste fiscal, que pueda aumentar de 13% a 21% las rebajas salariales a los trabajadores del Estado y a los jubilados, y la eliminación de otros incentivos al consumo.

Rozas, quien además es gobernador de la provincia de Chaco (noreste), aseguró en declaraciones a la radio La Red que "por lejos", la dolarización sería "el peor camino de todas las alternativas que andan dando vuelta".

"La dolarización causaría un daño irreparable para la Argentina, lo mismo que la devaluación, que provocaría también perjuicios tan difíciles como los que está produciendo la convertibilidad", señaló el titular del partido del presidente Fernando de la Rúa.

Rozas aseguró que "la convertibilidad (paridad cambiaria) nos tiene encorsetados, movemos los pies y las manos y no podemos hacer nada", pero estimó que tampoco son viables "las variantes que uno escucha para un lado y para el otro, la dolarización y la devaluación".

De su lado, el titular de la bancada de la UCR en la Cámara de Diputados dijo en diálogo con radio Continental que "un Presupuesto de esa naturaleza (con más recortes salariales o suspensión de aguinaldos) no pasa por el Congreso", ya que serían rechazados tanto por el bloque oficialista como por la oposición peronista, mayoritaria en ambas cámaras del Parlamento.

El presupuesto 2002 que analiza la cartera de Hacienda prevé una reducción de gastos de 9.000 millones, de los cuales 5.200 millones se conseguirían con el canje de deuda pública que aliviaría el peso de los intereses, según estimaciones de la cartera de Hacienda.

Los restantes 4.000 millones deben recortarse de la administración pública nacional y provincial, para lograr un equilibrio fiscal.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas