EMOLTV

Llamas de hasta 20 metros amenazan el centro de Sydney

Las autoridades dijeron que han podido evitar que las llamas alcancen a unas 250 casas, pero admitieron que el poder y la velocidad de este infierno les ha tomado por sorpresa.

01 de Enero de 2002 | 11:40 | AP
SYDNEY.- Llamas de hasta 20 metros de altura avanzaban con rapidez el martes a través de los campos que rodean a Sydney, alcanzando ya las casas suburbanas situadas a unos kilómetros del centro de la ciudad.

Los incendios no habían llegado tan cerca de la mayor ciudad australiana desde que la rodearon hace nueve días. Por el momento no hay informes sobre muertes a consecuencia del fuego que según la policía fue iniciado intencionalmente.

Las llamas han llegado a sólo 17 kilómetros del centro de Sydney. La temperatura supera los 38 grados centígrados y los vientos secos dificultan la labor de los bomberos, voluntarios en su mayoría, que combaten más de 100 incendios que no han podido ser detenidos por barreras o líneas de contención en el estado de Nueva Galés del Sur.

Al caer la noche, los vientos perdieron fuerza, permitiendo a los bomberos reagruparse y prepararse para otro día difícil.

"Durante las próximas 24 horas no tendremos descanso. Vamos a estar aquí mucho tiempo", dijo John Winter del servicio rural de bomberos de Nueva Gales del Sur.

Las autoridades dijeron que han podido evitar que las llamas alcancen a unas 250 casas, pero admitieron que el poder y la velocidad de este infierno les ha tomado por sorpresa.

"Este incendio arde muy ferozmente", dijo el jefe de bomberos del estado Phil Koperberg. "En el mejor de los casos la situación sigue siendo grave", agregó.

Los incendios, bautizados ya como "la Navidad Negra", no han causado muertes pero han destruido 150 casas y ennegrecido 300.000 hectáreas de bosques y tierra cultivable desde el 24 de diciembre.

Las autoridades creen que más de la mitad de los incendios fueron provocados intencionalmente. La policía arrestó a ocho sospechosos y está en busca de más.

En las Montañas Azules, docenas de residentes fueron desalojados de Kurrajong, unos 50 kilómetros al noroeste de Sydney, así como de varias casas en los campos al margen del río Hawkesbury, 40 kilómetros al norte de Sydney.

Grandes grupos de personas abandonaron también Sussex Inlet, 100 kilómetros al sur de Sydney.

Los bomberos extinguieron un gran incendio forestal al sur de Canberra, la capital nacional.

Los informes climatológicos indican que las condiciones de calor y aire seco continuarán varios días.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?