EMOLTV

Duhalde asumió presidencia de Argentina

El nuevo Mandatario peronista tomó hoy posesión del cargo, cerrando así la crisis institucional desatada a partir de la renuncia de Fernando de la Rúa, el 20 de diciembre de 2001.

02 de Enero de 2002 | 13:06 | Agencias
BUENOS AIRES.- El peronista Eduardo Duhalde asumió hoy la presidencia argentina con el desafío de formar un gobierno de unidad, mientras el mercado cambiario permanecía cerrado a la espera de anuncios de medidas económicas y de una segura devaluación del peso.

Duhalde (60 años), quinto presidente argentino en dos semanas, se hizo cargo del Ejecutivo hasta el 10 de diciembre de 2003 para completar el mandato del renunciado presidente radical Fernando de la Rúa, arrastrado por la peor crisis política, social y económica de la historia contemporánea de este país sudamericano.

Duhalde, senador y ex gobernador de la provincia de Buenos Aires (mayor distrito) entre 1991 y 1999, recibió el miércoles los atributos del mando, luego de ser designado la víspera por la Asamblea Legislativa por amplia mayoría de votos, incluidos los del opositor radicalismo.

El mandatario llega con la misión de tratar de sacar al país de 43 meses de recesión, un desempleo casi récord de 18,3%, el descontento generalizado de la población, por restricciones al retiro de sus ahorros bancarios y la encrucijada sobre una eventual devaluación del peso, en paridad con el dólar desde 1991.

El nuevo jefe de Estado impulsó en la Asamblea la formación de un "gobierno de unidad de nacional" que esté "por encima de barreras políticas e intereses partidarios".

A la ceremonia de toma de posesión asistieron dirigentes de la Unión Cívica Radical (UCR), entre ellos el ex presidente Raúl Alfonsín (1983-89), quien expresó su confianza en que Duhalde forme "un gobierno de unidad nacional" que constituya "el punto de partida que el país necesita".

La composición del nuevo gabinete será anunciada el jueves, y se espera para el viernes el anuncio de las mdas económicas.

Esperando ese crucial momento, el mercado cambiario permanece cerrado desde el viernes 21 y el feriado podría prolongarse hasta el lunes, dijeron fuentes del Banco Central. En el mercado negro, el dólar se cotizaba ya la semana pasada en torno a 1,40 peso, adelantándose al anuncio formal del fin de La Ley de Convertibilidad (que fija la paridad entre ambas monedas desde 1991).

Los demás mercados marcaban expectativa por las orientaciones del nuevo gobierno, y el riesgo país medido por la banca JP Morgan se ubicaba este miércoles en 4.285 puntos básicos (42,85% de sobretasa), contra 5.172 puntos al cierre del viernes.

La Bolsa abrió con una fuerte suba de 7,07% tras varias horas de incertidumbre sobre la operatoria en esta jornada.

"Se agotó un modelo económico de exclusión social, cuya esencia terminó con la convertibilidad", dijo Duhalde en su discurso de asunción.

La devaluación del peso era considerada un hecho consumado por importantes líderes peronistas y por reconocidos economistas.

"Se va a devaluar el peso", dijo Osvaldo Mércuri, presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires y fiel duhaldista.

"Hay que tener audacia para las medidas económicas, con coherencia y responsabilidad", sostuvo Mércuri.

En su discurso de investidura, Duhalde confirmó además la moratoria de la deuda pública argentina de 132.000 millones de dólares, declarada por su fugaz antecesor Adolfo Rodríguez Saá.

En el plano social, otro de los críticos frentes abiertos que debe atacar con urgencia el nuevo gobierno, un nuevo "cacerolazo" de protesta en algunos barrios porteños se registró minutos después del discurso de Duhalde, aunque de menor envergadura que otros dos masivos registrados días atrás.

Esa modalidad de protesta de la clase media urbana, sumada a saqueos de supermercados de sectores humildes que dejaron 30 muertos en total, precipitaron el 20 de diciembre la renuncia de De la Rúa, y la de Rodríguez Saá diez días después.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?