EMOLTV

Duhalde: "Argentina está muy mal, pero podría irle peor"

En entrevistas que publican este domingo los principales diarios argentinos, el Presidente Eduardo Duhalde defiende las restrictivas medidas económicas que afectan a los ahorros de los argentinos, pues señaló que el llamado "corralito" tiene por finalidad primordial evitar el derrumbe del sistema financiero.

13 de Enero de 2002 | 11:23 | AP
BUENOS AIRES.- El Presidente Eduardo Duhalde dijo que la Argentina carece de instrumentos económicos para salir de su agobiante crisis y expresó su temor de que si la situación empeora vendría "la anarquía, el caos y la sangre".

El gobierno de Duhalde, que lleva menos de dos semanas de gestión, está cabalgando sobre una desesperante situación económica y social que llevó el 20 de diciembre a la renuncia a la presidencia de Fernando de la Rúa y el posterior y efímero paso de otros tres mandatarios provisionales.

"Vivimos en un estado quebrado, a tal punto que no tenemos un solo peso, y con millones de excluidos que generan un estado de violencia notable", declaró Duhalde en entrevistas que publican este domingo los principales diarios nacionales, a los que recibió por separado.

Duhalde, de 60 años, afirmó que "ahora estamos transitando la etapa que bordea a la anarquía y el caos, y con temores de descender un escalón más. Después de la deflación viene la depresión y después la anarquía, el caos, la sangre".

Sus declaraciones fueron hechas bajo el fresco recuerdo de una espontánea manifestación de protesta entre el jueves por la noche y el viernes a la madrugada, impulsada por millares de indignados ahorristas y asalariados que no pueden disponer libremente de su dinero.

La protesta se extendió por diversos puntos de la ciudad y alcanzó su punto máximo en la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, en cuyos alrededores se produjeron después destrozos contra bancos y comercios.

Sin embargo, la protesta no tuvo la magnitud del estallido social que derivó en la renuncia de De la Rúa, cuando 28 personas murieron y más de 200 resultaron heridas.

Duhalde dijo "comprender" la indignación popular, pero señaló que "explotaría todo el sistema financiero" si el gobierno permite que los ahorristas puedan disponer de todo su dinero.

El Presidente también manifestó que las restricciones -apodadas por los argentinos "corralito" porque el dinero está acorralado en los bancos- "es como una bomba; si esa bomba explota nadie cobra un peso, se cae todo el sistema".

Los depósitos de los ahorristas están virtualmente incautados y por ahora se permiten retiros de no más de 300 dólares semanales hasta un máximo de 1.500 dólares mensuales. Duhalde prometió inminentes medidas para flexibilizar esas medidas.

En las entrevistas a los diarios "La Nación", "Clarín" y "Página 12", Duhalde consideró que la violencia no ha afectado la gobernabilidad y aseguró que el poder político está reconstruido, tras la crisis institucional que hizo que se convirtiese en el quinto presidente en 11 días.

"Voy a llegar a 2003", dijo Duhalde, en referencia al periodo de De la Rúa que él deberá completar. "Hay un ejercicio de conducción del país, que yo ejerzo, y la gobernabilidad está garantizada", agregó.

Sobre su plan económico, consideró "entendible" que no sea del agrado del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ya anunció su decisión de no enviar ayuda al menos en lo inmediato.

"Primero debemos ser un país normal", dijo Duhalde.

En tal sentido, señaló que en los últimos años a los diversos organismos internacionales "le hemos mentido. ¿Ustedes piensan que esos organismos le creen algo a la Argentina?. Deben decir: ahí vienen los mentirosos".

Para Duhalde, el tema pasa "por decir la verdad. Tenemos que hacer un presupuesto en el que diga cuánto vamos a caer, si la caída va a ser del 6, 7, 8%. Tendremos que buscar otros caminos: si nos ayudan será más fácil, si no nos ayudan no. Pero la Argentina no se termina".

Argentina está con su sistema económico y financiero quebrado, con una recesión de 43 meses y hace poco más de semana devaluó su moneda en casi un 30% en el mercado comercial, lo que está generando un gradual aumento en los precios.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?