EMOLTV

Jueces británicos anulan sentencia a condenado tras 27 años de cárcel

En el juicio original se acusó a Downing de haber atacado brutalmente con el mango de un pico a Sewell, de 34 años, en el cementerio donde trabajaba en la localidad de Bakewell, en el centro de Inglaterra.

15 de Enero de 2002 | 16:54 | EFE
LONDRES.- Un hombre que pasó 27 años en la cárcel por un asesinato que no cometió vio hoy, martes, cómo un tribunal de apelación londinense anulaba su condena y le dejaba en libertad sin cargos.

Stephen Downing, a quien se concedió la libertad condicional el pasado marzo, había sido condenado por el asesinato de la mecanógrafa Wendy Sewell en 1973, cuando tenía 17 años.

Uno de los tres jueces del tribunal de apelación declaró que el juicio original había sido "insatisfactorio" porque "no se puede estar seguro de la validez" de la confesión de Downing, un hombre con problemas de retraso mental.

Los jueces, no obstante, no llegaron a declarar inocente al condenado, al considerar que no es posible saber cómo hubiera evolucionado el juicio de 1974 si no se hubiera tenido en cuenta esa confesión.

En el juicio original se acusó a Downing de haber atacado brutalmente con el mango de un pico a Sewell, de 34 años, en el cementerio donde trabajaba en la localidad de Bakewell, en el centro de Inglaterra.

La víctima fue encontrada, aún consciente, por Downing, quien avisó a la Policía. Cuando Sewell murió, se le acusó de asesinato.

La Policía aducía como pruebas las manchas de sangre en la ropa del muchacho -entonces con un desarrollo mental de un niño de once años, seis menos de lo correspondiente a su edad- y el hecho de que, como trabajador en el cementerio, utilizara un pico.

El acusado fue interrogado durante ocho horas sin que se le permitiera contactar con un abogado y ni siquiera se permitió contar con la presencia de su padre.

El interrogatorio concluyó con la firma de una confesión, que Downing afirma que alguien escribió por él.

En febrero de 1974 fue condenado en el Tribunal Superior de Nottingham (centro de Inglaterra) a un mínimo de 16 años de prisión y desde entonces no ha dejado de insistir en su inocencia.

De hecho, con toda seguridad habría salido de la cárcel en libertad provisional en 1990, pero su insistencia en negar el crimen hizo que continuara en prisión hasta marzo del pasado año.

El caso llegó a los oídos del periodista Don Hale, antiguo director del periódico local "Matlock Mercury", quien durante los últimos seis años ha liderado la campaña a favor de la liberación de Downing.

Hale encontró irregularidades en el comportamiento de la Policía en el caso y descubrió que el pico con el que trabajaba el condenado tenía un sello del Ayuntamiento local y el empleado para asesinar a Sewell no.

La Comisión para la Revisión de Casos Penales, que se encarga de revisar los casos en los que se puede haber emitido una sentencia injusta, trasladó el año pasado el de Downing al Tribunal de Apelación.

Antes de que se emitiera la sentencia, Downing, que actualmente tiene 44 años y que podría recibir una indemnización de más de 1,5 millones de dólares, declaró que "espero que se me permita integrarme de nuevo en la comunidad con la cabeza alta y llevar una vida tan normal como sea posible".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?