EMOLTV

Ola de violencia y descontento social es la tónica en Argentina

Nuevamente miles de argentinos salieron a las calles para reclamar por la deteriorada condición social en que se encuentran producto de la crisis política y económica que tiene al país al borde del colapso. En varias ciudades del país, los manifestantes destruyeron bancos y edificios privados para pedir el levantamiento del "corralito".

15 de Enero de 2002 | 17:57 | Reuters
BUENOS AIRES.- Miles de argentinos enardecidos marcharon este martes en distintas ciudades del país, destrozando bancos en repudio a un congelamiento de depósitos ordenado por el gobierno y reclamando alimentos, puestos de trabajo y el pago de salarios atrasados.

En la norteña provincia de Santa Fe, una fuente policial dijo que más de 3.000 personas que se manifestaban contra las medidas que restringen el acceso a sus ahorros entraron a bancos y entidades públicas y causaron destrozos.

"Es muy, muy grave lo que está pasando", dijo a Reuters una portavoz de la policía de Santa Fe, 470 kilómetros al norte de Buenos Aires.

La policía lanzó gases lacrimógenos y disparó balas de goma contra los manifestantes, entre los que, según medios locales, había comerciantes y productores agrarios.

En tanto, en la provincia de Jujuy, unos 1.650 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, unos 1.000 empleados públicos y desocupados causaron destrozos en varios bancos, en protesta contra las medidas y en reclamo del pago de salarios atrasados, dijo a Reuters una fuente policial.

Además, unos 2.000 desocupados bloquearon 11 carreteras provinciales en reclamo de empleos, agregó la fuente. Mientras tanto, en la capital del país, desocupados y jubilados agrupados en una combativa organización sindical marcharon hacia la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno.

"Vamos a la Casa de Gobierno para hablar con (el presidente) Eduardo Duhalde. Si nos recibe sería mejor para nosotros, porque le vamos a pedir la libertad de (los dirigentes) Raúl Castells, de Emilio Alí y 50.000 kilos de alimentos", dijo una portavoz de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) a periodistas.

Mientras los manifestantes, quienes también demandaban 10.000 puestos de trabajo en un país donde la desocupación llega a 18,3 de la fuerza laboral, recorrían distintas avenidas del centro de Buenos Aires, la policía rodeaba la histórica Plaza de Mayo ante la eventualidad de posibles incidentes.

Otros grupos de desocupados y jubilados se dirigían simultáneamente hacia la sede del seguro de salud de los pensionados y al Ministerio de Desarrollo Social para protestar contra la suspensión de los servicios médicos y de la ayuda farmacéutica.

Más temprano, unos 2.200 manifestantes protestaron frente al Ministerio de Trabajo para reclamar puestos de trabajo y subsidios y después de varias horas funcionarios del gobierno atendieron a una delegación de desocupados.

La feroz crisis económica por la que atraviesa Argentina mantiene a un tercio de los 36 millones de habitantes bajo la línea de pobreza y disparó el índice de desempleo.

Las protestas se produjeron horas después de que Duhalde, en un mensaje a la Nación, había solicitado el apoyo de los distintos grupos sociales y una concertación política para sacar al país de la crisis, propuesta que prácticamente no tuvo eco entre empresarios, políticos y sindicalistas.

Un millar de desocupados de la CCC se había enfrentado el lunes con trabajadores de un mercado que distribuye frutas y verduras en la capital argentina, donde reclamaban la entrega de alimentos.

Los desocupados terminaron agrediendo con piedras y palos a los trabajadores del mercado, quienes corrían para protegerse del ataque. "La solución no es enfrentarnos pobres contra pobres. Acá hay que luchar por un sistema que cambie para la gran mayoría del pueblo, que es la que padece todo y no salir a pelearnos entre nosotros", dijo la portavoz de la CCC.

La Corriente Clasista y Combativa frecuentemente bloquea carreteras de la provincia de Buenos Aires en reclamo de alimentos y trabajo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?