EMOLTV

Duhalde le pedirá ayuda a Cardoso ante el FMI

El presidente argentino considera que la mejor colaboración que puede esperar de los otros países latinoamericanos es que "nos ayuden a influenciar a los países del G-7, especialmente Estados Unidos, para que la ayuda sea dada por el FMI".

17 de Febrero de 2002 | 11:10 | EFE
RÍO DE JANEIRO.- El presidente argentino, Eduardo Duhalde, aseguró que aprovechará un encuentro que tendrá mañana lunes con el mandatario brasileño, Fernando Henrique Cardoso, para pedir su ayuda en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Le pediré al presidente brasileño que nos ayude a explicarle al FMI que el problema de Argentina no es el déficit de las provincias. Si tuviésemos una garantía de que recibiremos la ayuda, tal vez podríamos actuar con más fuerza", afirmó en una entrevista publicada hoy por el diario "O Globo".

Cardoso, que viajará en la tarde de hoy a Buenos Aires, tendrá esta misma noche un encuentro privado con Duhalde en la residencia oficial de Olivos, y volverá a encontrarse con el mandatario argentino en la cumbre de presidentes del Mercosur que se celebrará mañana, lunes, en la capital argentina.

En la cumbre, en la que participarán los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, como miembros plenos del Mercosur, y Bolivia y Chile, como países asociados, los mandatarios de la región pretenden dar una manifestación de apoyo a Argentina.

En su entrevista a "O Globo", Duhalde reconoce que el programa económico de su gobierno depende del éxito de las negociaciones con el FMI, pero se queja de que el Fondo está haciendo muchas exigencias y aún no ha dado una muestra de que puede ofrecer una ayuda financiera.

"Ellos insistían en acelerar las reformas y nosotros decíamos que era arriesgado. Finalmente, bajo presión, decidimos liberar el cambio. Ahora continúan pidiendo cosas sin percibir que, para que el proceso tenga éxito, tienen que ir ayudándonos y liberar algunos desembolsos para inspirar confianza en los inversores", afirmó.

El presidente argentino considera que la mejor colaboración que puede esperar de los otros países latinoamericanos es que "nos ayuden a influenciar a los países del G-7, especialmente Estados Unidos, para que la ayuda sea dada por el FMI".

Sobre las expectativas que tiene de la reunión de presidentes del Mercosur en Buenos Aires, el mandatario dijo que confía en que la cumbre permita darle un nuevo impulso al Mercosur.

"Podemos comenzar a pensar y pensar en una moneda común. No es algo que se resuelva en seis meses, pero es posible. Creo que es un proceso de, como mínimo, cinco o seis años", agregó el mandatario al reconocer que el fin del régimen de convertibilidad en Argentina significó terminar con las incompatibilidades que existían en las políticas cambiarias del Mercosur.

En la entrevista, Duhalde dijo igualmente que no quería ser presidente, pero que las circunstancias y la crisis lo obligaron a asumir el cargo.

"Sería una cobardía no hacerlo, pero reconozco que no estaba preparado psicológicamente", advirtió.

El mandatario argentino afirmó que las primeras semanas de su gobierno fueron peor de lo que pensaba.

"No tenemos dinero para cubrir los gastos de este año y ni para pagar las deudas que contrajimos en el pasado", reconoció.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?