Paraguay cambia ministro del Interior tras violentas protestas

El portavoz de la presidencia dijo hoy que Francisco Oviedo, quien se desempeñaba como ministro del Interior desde finales del año 2000, fue relevado del cargo y reemplazado por Víctor Hermosa, un comisario retirado que ocupaba el viceministerio de la misma secretaría de Estado.

06 de Junio de 2002 | 21:11 | Reuters
ASUNCIÓN.- El Presidente de Paraguay, Luis González Macchi, reemplazó el jueves a su ministro del Interior, dos días después de violentas manifestaciones campesinas que dejaron un muerto y siete heridos.

El portavoz de la presidencia dijo que Francisco Oviedo, quien se desempeñaba como ministro del Interior desde finales del año 2000, fue relevado del cargo y reemplazado por Víctor Hermosa, un comisario retirado que ocupaba el viceministerio de la misma secretaría de Estado.

"Se va a buscar con esta medida dar una mayor seguridad a la ciudadaná, en el sentido de (asignar en el cargo a) una persona especializada en el tema, un hombre de la casa que va a imprimir medidas oportunas en el tiempo que estamos viviendo", señaló el portavoz presidencial, Osvaldo Bergonzi.

El desempeño de Oviedo fue cuestionado por sectores sociales y políticos, que lo responsabilizaron de una represión policial contra campesinos que se manifestaban contra la privatización de empresas públicas el martes.

A consecuencia de la represión, un campesino de 34 años murió, otro resultó gravemente herido y seis más fueron hospitalizados tras resultar heridos de bala.

Después de los incidentes, el presidente paraguayo, quien según encuestas tiene escaso apoyo popular, postergó la venta de la empresa telefónica estatal COPACO, mientras el Congreso suspendió los efectos de una ley marco que autorizaba la privatización de tres empresas públicas.

Oviedo, uno de los colaboradores más cercanos del presidente, reemplazará a su vez a Walter Reiser en la dirección paraguaya de la hidroeléctrica Yacyretá, que Paraguay comparte con Argentina sobre el río Paraná.

Con el cambio, el gobierno busca calmar también las manifestaciones de protesta de pobladores vecinos a la hidroeléctrica, que serán afectados con un proyecto para elevar la cota de la represa y exigían la destitución de Reiser.

"Creemos que la medida que ha tomado el señor presidente va a calmar esos reclamos de la zona", agregó Bergonzi.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores