Millones de personas celebran Año Nuevo pese a alarmas terroristas

En las principales ciudades del mundo las medidas de seguridad se extremaron para evitar cualquier atentado, pero pese a ciertas restricciones se dio la bienvenida al año 2004 con gran júbilo y fuegos artificiales.

01 de Enero de 2004 | 11:00 | DPA
NUEVA YORK/PARIS/LONDRES.- Millones de personas dieron la bienvenida al nuevo año 2004 con gran júbilo y fuegos artificiales en todo el mundo pese a las alarmas de posibles ataques terroristas.

Unas 750.000 personas se congregaron en la Times Square de New York para celebrar el año nuevo bajo fuertes medidas de seguridad pero en un ambiente relajado. También en numerosas ciudades estadounidenses las fiestas de Año Nuevo se vieron acompañadas de medidas de seguridad reforzadas ya que se encontraban bajo el segundo nivel de alerta máxima, el "código naranja".

La encargada este año de accionar la gran bola de cristal de Año Nuevo en la plaza Times Square fue la soldado estadounidense Shoshana Johnson, quien durante la guerra de Irak fue capturada y estuvo presa 22 días.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, apareció con un suéter en el que se podía leer "I love New York". Anteriormente había instado a los neoyorquinos y a los visitantes de la ciudad a no que no decayese el ánimo por las alarmas preventivas.

La famosa Times Square, en Broadway, fue acordonada en la tarde. Francotiradores fueron apostados en los tejados de los edificios y helicópteros vigilaron el espacio aéreo. Además especialistas en armas biológicas, químicas y radiológicas estaban listos para intervenir. El alcohol y los petardos fueron estrictamente prohibidos y una vez se entraba en la zona acordonada sólo se podía salir de allí después de la medianoche.

Campos Elíseos

En París, casi medio millón de personas se congregaron en los Campos Elíseos para recibir el Año Nuevo descorchando champaña y con vistosos fuegos artificiales. Turistas de todo el mundo, muchos de ellos procedentes de Estados Unidos y Japón, no se dejaron impresionar por las gélidas temperaturas y se contagiaron de la atmósfera relajada y festiva.

Al menos 4.500 policías estaban de servicio para mantener la seguridad.

La nota discordante la pusieron los actos vandálicos, ya que a lo largo de toda la noche se quemaron 160 vehículos en el país. Esta cifra es inferior a la del año pasado, cuando 200 coches acabaron siendo pasto de las llamas. En la ciudad de Estrasburgo, donde hace unos años la quema de coches se convirtió en un fenómeno, 22 vehículos fueron calcinados. Allí fueron detenidas 40 personas. En todo el país se practicaron unas 109 detenciones relacionadas con la fiesta. No se reportaron mayores incidentes.

LONDRES

Londres recibió 2004 con coloridos fuegos artificiales. Unas 100.000 personas acudieron antes de la medianoche para contemplar el espectáculo de apenas unos minutos en en la orilla sur del Támesis.

En muchas ciudades se tuvieron que suspender las fiestas en las calles debido a la fuerte tormenta y la lluvia. Este año tempoco hubo en la capital ninguna fiesta oficial en las grandes plazas por razones de seguridad. Unos 3.000 policías velaron por el orden.

La nota trágica de la celebración se vivió en Filipinas, donde 22 personas han muerto y 500 han resultado heridas como consecuencia de incendios, tiroteos y accidentes relacionados con la festividad, informaron fuentes oficiales.

En un incendio registrado en el mercado público de ciudad Lucena, a 120 kilómetros al sur de Manila, 18 personas murieron.

Esta fecha señalada se celebra con fuegos artificiales, petardos y fiesta durante toda la noche porque en el archipiélago existe la creencia de que los malos espíritus son espantados con el ruido.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores