Colonos y nacionalistas israelíes pedirán renuncia de Sharon

La petición será presentada en rechazo por la decisión del Primer Ministro israelí de evacuar algunos asentamientos.

11 de Enero de 2004 | 09:12 | EFE
JERUSALÉN.- Miles de colonos israelíes y sus simpatizantes, los activistas ultranacionalistas, se concentrarán en Tel Aviv hoy domingo para repudiar la decisión de evacuar algunos de sus asentamientos y exigir la dimisión del primer ministro Ariel Sharon.

Según uno de los organizadores, asistirán 20 legisladores del bloque oficialista Likud, que preside Sharon, y se espera la participación de 150.000 manifestantes.

El acto se desarrollará en vísperas de la ejecución de decisiones adoptadas por Sharon y el ministro de Defensa, Shaúl Mofaz, para desmantelar a partir de esta próxima semana seis de una serie de ’’asentamientos ilegales’’, es decir, levantados sin permiso oficial.

El diario Yediot Ajronot informa hoy de que Sharon, decidido a llevar adelante su plan de ’’desconexión’’ de los palestinos en Cisjordania, también se propone desalojar 17 viejos asentamientos, establecidos con la anuencia del Gobierno, pero que quedarán fuera del límite de seguridad’’ que el primer ministro trazará unilateralmente a lo largo de ese territorio ocupado.

La ’’desconexión’’, afirmó Sharon esta semana en una tormentosa sesión del Comité Central de su bloque derechista Likud, ’’la aplicaré yo’’ si fracasa la aplicación de la ’’Hoja de ruta’’, el plan de paz del Cuarteto de Madrid que intenta impulsar Estados Unidos.

El Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y el movimiento Al Fatah emitieron ayer sábado un comunicado en Ramala reivindicando también su derecho a proclamar ’’unilateralmente’’ un Estado soberano en Cisjordania y Gaza.

El acto de los colonos y los partidos que los respaldan en la coalición de Sharon, se celebrará esta noche bajo estrictas medidas de seguridad a cargo de 1.800 agentes de policía en la Plaza que lleva el nombre del ex primer ministro Isaac Rabin, asesinado hace ocho años en ese lugar por un militante del sionismo religioso después de presidir un acto multitudinario de pacifistas.

Los radicales israelíes repudian la ’’Hoja de ruta’’ y la ’’desconexión unilateral’’ propuesta por Sharon como ’’un plan de seguridad y no político’’ destinado a impedir la ’’infiltración de terroristas palestinos’’ para atacar en territorio de Israel.

Ante las ’’consideraciones de seguridad’’ interpuestas por el jefe del Gobierno, los colonos y sus aliados del sionismo religioso y de derecha radical, reivindicarán hoy el ’’derecho del pueblo judío’’ a Cisjordania, la Judea y Samaria bíblicas de la Tierra Prometida.

Un último sondeo difundido hoy por el diario Maariv para el caso de los israelíes fuesen convocados hoy a elecciones, muestra que Sharon, al frente del Likud obtendría 38 de los 120 escaños del Parlamento (Kneset), apenas dos menos que hace dos años, a pesar de la recesión económica y el callejón sin salida en que se encuentran las negociaciones para resolver el conflicto con los palestinos.

Su principal rival, el Partido Laborista, que preside Simón Peres, obtendría 18 escaños, uno menos que en los comicios de 1992.

Sharon es también, según un sondeo independiente dado a conocer a principios de esta semana, el político más popular del país, con el apoyo de más de un 38 por ciento de la población. El veterano estadista y ex primer ministro Peres obtuvo el 2 por ciento.

Si los sondeos reflejaran la realidad política, Sharon, visto en otros años como ’’el padre de la colonización judía’’ y de los colonos en los territorios palestinos, no tendría mayor problema, a pesar de sus indignados opositores, en llevar adelante la ’’desconexión’’.

Se supone que, de hecho, una ’’línea de seguridad’’ hasta la cual también se retiraría el Ejército será el polémico muro que Israel está levantando en tierras palestinas. Sharon promete negociar la frontera política ’’cuando sea posible reanudar el proceso de paz’’.

También la Autoridad Nacional Palestina (ANP) repudia ese plan, a pesar de la retirada parcial que propone Sharon, pues implica la anexión de vastas extensiones de Cisjordania y el aislamiento de decenas de miles de su población rural.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores