Colombia: Ex paramilitar exige legislar sobre situación de grupos armados ilegales

En un discurso ante el congreso colombiano, el llamado "Comandante R" instó a los parlamentarios que creen leyes que protegan e incentiven a los miembros de grupos armados irregulares con el fin de que depongan las armas.

20 de Enero de 2004 | 18:02 | EFE
Giovanni Marín
Giovanni Marín, el "Comandante R", es el primer paramilitar en hablar ante el congreso colombiano.
BOGOTÁ.- El jefe los paramilitares de Medellín reinsertados en noviembre afirmó hoy ante el Congreso de Colombia que su país y EE.UU. deben resolver la cuestión de la extradición a ese país del norte de los cabecillas de esos comandos de derecha.

Giovanni Marín, ex líder del Bloque Cacique Nutibara (BCN) de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), cuyos miembros entregaron las armas el pasado 25 de noviembre, participó en una de las audiencias parlamentarias convocadas para analizar un proyecto que concede penas alternativas a los rebeldes que dejen las armas.

Durante el debate, Marín, de 38 años, conocido con el alias de "comandante R" y quien terminó estudios de Derecho, se refirió a las solicitudes presentadas por EE.UU. para la extradición de los jefes políticos y militares de las AUC, Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, respectivamente.

El BCN tenía más de 850 integrantes, que ahora participan en un proceso de readaptación a la vida civil y que se reinsertaron dentro del proceso de paz que celebran el Gobierno y las AUC desde diciembre de 2002.

Marín pidió invitar a Castaño y a Mancuso a las audiencias públicas en las que se discute el polémico proyecto legal que concede penas distintas a la prisión y que ha sido criticado por organizaciones internacionales que temen que los crímenes de lesa humanidad cometidos por los paramilitares queden impunes.

Según el reinsertado, los líderes paramilitares deben ser escuchados "para que Colombia conozca sus perspectivas de paz".

"No podemos perder el momento histórico (...) Necesitamos un marco jurídico que traiga no solamente a las autodefensas, sino a los grupos guerrilleros", manifestó Marín, primer paramilitar que habla en el legislativo colombiano.

El ex jefe rebelde pidió "políticas sociales" para mejorar la vida de los colombianos.

Las AUC, creadas hace 22 años para combatir a las guerrillas izquierdistas, tienen unos 13.000 combatientes y son consideradas por EEUU como una organización terrorista.

Los escuadrones de justicia privada están acusados de asociarse con narcotraficantes, centenares de matanzas de campesinos y asesinatos selectivos de sindicalistas, periodistas y activistas de los derechos humanos.

Dentro de los acuerdos logrados entre las partes en julio último se prevé la disolución total de las AUC a finales de 2005.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores