Masacre de tortugas provoca conmoción en México

Más de 500 tortugas laúd y golfina fueron asesinadas con armas de fuego en los primeros días del año, en las costas del estado de Guerrero (650 Km. al sur de Ciudad de México).

22 de Enero de 2004 | 13:37 | AFP
Masacre de tortugas en México
MEXICO.- Una masacre de centenares de tortugas ha conmovido a México e impulsado la denuncia de que existen mafias que venden todo de los animales: desde la carne hasta la piel, pasando por los huevos que depositan las hembras a lo largo de cientos de Km. de playas en el Pacífico.

Más de 500 tortugas laúd y golfina fueron asesinadas con armas de fuego en los primeros días del año, en las costas del estado de Guerrero (650 Km. al sur de Ciudad de México).

Sus caparazones fueron encontrados el siete de enero pasado a lo largo de cinco kilómetros de playas en el pueblo de Pentatlán.

Las impactantes imágenes televisivas conmovieron al país. Días después, la prensa local descubrió que a centenares de kilómetros, en la ciudad de León (400 Km. al noroeste de la capital) se venden botas de piel de tortuga.

Según el diario Reforma, las patas delanteras de las tortugas se cotizan de 23 a 25 dólares, y las traseras de 28 a 30. La carne se puede vender a 50 dólares el kilo. Algunos ejemplares de tortugas laúd pesan más de 150 Kg.

Custodiados por un grupo armado que monta a caballo o en bicicleta para amedrentar a los ecologistas, los mafiosos esperan a que las tortugas terminen el desove para robar los huevos y golpear y disparar a sus madres, relató Rubén Ortíz, del campamento tortuguero "Playa San Valentín".

"Vamos a actuar con toda la fuerza de la ley en contra de los depredadores de nuestro entorno; lo quiero dejar bien claro, no habrá contemplaciones, de ninguna índole, en la defensa de nuestro patrimonio ecológico", anunció el procurador federal de Protección al Ambiente, José Luis Luege.

"No coman carne ni huevos de tortuga", han pedido las autoridades mexicanas públicamente a la población.

Centenares de caparazones
Las tortugas son perseguidas en el mundo entero, pero las costas mexicanas siguen siendo un lugar privilegiado para atraparlas durante su reproducción.

Un poco más al noreste, en las aguas que rodean a la península de Baja California, las ballenas que encuentran ahí santuario natural desde hace millones de años están siendo atrapadas accidentalmente en redes para captura de tiburones, denunció igualmente esta semana la organización Greenpeace.

Sin dar cifras concretas de muertes, Greenpeace aseguró que el gobierno mexicano ha "congelado" un proyecto de ley que pondría fin a esa pesca.

"La Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) de la secretaría de Agricultura tiene detenido un proyecto de norma de pesca de tiburón que acabaría con los ’enmallamientos’ y la mortandad de ballenas en redes de deriva", denunció Greenpeace.

Las redes de deriva utilizadas en la pesca de tiburón por barcos de alta mar tienen hasta 2 Km. de largo y las de pesca ribereña hasta 1,5 Km., convirtiéndose en "murallas de muerte".

"Las buenas intenciones de proteger a las ballenas que contiene la legislación (mexicana) están siendo coartadas por la intransigencia, la irresponsabilidad y el desdén de las autoridades de Conapesca", afirmó la organización.

La Profepa, especializada en los delitos ecológicos, se limitó a indicar el martes que garantizará la seguridad de las ballenas grises que acuden como cada año a esas aguas, y que son una gran atracción turística.

México es uno de los cinco países que tienen mayor riqueza de especies vegetales y animales en todo el mundo.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores