Japón: Ministro de Defensa autoriza salida de tropas a Irak

Junichiro Koizumi, está convencido de que existen las condiciones para poder enviar a ese país a las tropas niponas para tareas humanitarias y de rehabilitación tras la guerra.

26 de Enero de 2004 | 07:51 | EFE
TOKIO.- El Gobierno de coalición japonés acordó hoy autorizar el envío a la ciudad iraquí de Samawa del principal grupo de soldados de Tierra asignados a la reconstrucción del país árabe, pese a la inseguridad reinante en Irak.

Takenori Kanzaki, líder del gobernante partido Komeito, indicó en una rueda de prensa que el primer ministro, Junichiro Koizumi, está convencido de que existen las condiciones para poder enviar a ese país a las tropas niponas para tareas humanitarias y de rehabilitación tras la guerra.

"Yo respeto su decisión", afirmó Kanzaki, líder del partido de cariz religioso y budista que con 57 parlamentarios forma la coalición de Gobierno con el mayoritario Liberal Demócrata (PLD) de Koizumi, que controla la Cámara de Diputados.

La decisión unánime de los dos partidos en el Gobierno se produjo un día después del ataque registrado en Ramadí, en el triángulo Suní y al oeste de Bagdad, contra un camión que transportaba una casa prefabricada para los militares japoneses destinados en Irak, acción en la que murió el conductor jordano del vehículo.

Portavoces de la Agencia de Defensa, con rango de ministerio, informaron hoy de que el camión atacado el domingo en Ramadí estaba contratado por una empresa japonesa y llevaba material del Ejército nipón, lo cual no fue obstáculo para que los políticos de la coalición dieran su aprobación al envío de soldados.

Según los funcionarios, el camión no llevaba signos externos que lo vincularan con Japón, por lo que no se puede afirmar que el ataque fuera dirigido contra este país o sus militares destacados en Irak.

Shigeru Ishiba, director general de Defensa del archipiélago, quitó hierro al asunto al decir que el ataque no constituye una situación bélica como las descritas en la ley, que obligarían a retirar las tropas niponas de Irak.

Hasta el momento sólo ha viajado a Samawa, al sur de Bagdad, una pequeña avanzadilla de soldados japoneses de Tierra que preparan la llegada del resto de sus compañeros, prevista entre febrero y finales de marzo.

Como parte de la misma misión en Irak, hoy salieron de la base de Komaki, en Nagoya, tres aviones militares C-130 rumbo a Kuwait, desde donde transportarán aprovisionamientos, medicinas y material variado para las fuerzas aliadas internacionales desplegadas en Irak.

El partido Komeito, que se oponía en principio al envío de militares a Irak por su carácter pacifista y por la creciente inseguridad reinante en ese país, ha pedido a Koizumi que refuerce su protección y que explique a la opinión pública cuáles serán sus tareas.

Gracias a una ley especial forzada por la coalición de Koizumi el verano pasado, Japón ha dispuesto el envío de un contingente de hasta mil soldados de Tierra, Mar y Aire en una misión no combatiente y humanitaria que pretende ayudar a la población de Irak a rehabilitar el país tras la guerra.

Tras el respaldo del Komeito, Koizumi decidió dar luz verde para que el grueso de soldados de Tierra, medio millar, pueda salir a realizar su misión en breve.

Koizumi y Kanzaki esperan que el viernes se pueda someter a votación en el Parlamento el envío de la misión militar.

En el debate parlamentario se prevé que la oposición insista en la inconstitucionalidad de la medida y en el alto grado de inestabilidad e inseguridad en Irak.

El partido Demócrata, el mayor de la oposición, considera que la misión es contraria al espíritu pacifista de la Constitución nipona, que rechaza la guerra como recurso para resolver litigios internacionales.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores