Juan Pablo II recibe en audiencia al vicepresidente de EE.UU.

Dick Cheney llegó al Vaticano rodeado de fuertes medidas de seguridad para una visita que según fuentes de la Santa Sede ha servido para repasar la situación internacional y cuestiones como Irak, Oriente Medio y la lucha contra el terrorismo.

27 de Enero de 2004 | 08:22 | EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Juan Pablo II recibió hoy en audiencia al vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, en un encuentro incluido en el programa de la visita oficial de este último a la capital italiana.

Cheney llegó al Vaticano rodeado de fuertes medidas de seguridad para una visita que según fuentes de la Santa Sede ha servido para repasar la situación internacional y cuestiones como Irak, Oriente Medio y la lucha contra el terrorismo.

El Papa pidió a EEUU que trabaje para avanzar "en la cooperación y la solidaridad internacional al servicio de la paz", en un bien que calificó como "la más profunda aspiración de toda la humanidad".

Se trata de la primera ocasión en la que Cheney se entrevista con el Pontífice, y su visita sigue a la realizada el pasado junio por el secretario de Estado Colin Powell.

El presidente estadounidense, George W.Bush, ha sido recibido en dos ocasiones por el Santo Padre, en julio de 2001 (en su residencia estival de Castelgandolfo) y en mayo de 2002.

El pasado año la relaciones entre Washington y la Santa Sede atravesaron una etapa de distanciamiento debido a la fuerte oposición expresada por el papa Wojtyla a la guerra contra Irak.

Cheney fue recibido ayer por el presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi, y visitó el cementerio militar de Anzio y el Senado, en cuyas dependencias pronunció una conferencia que versó sobre la coyuntura internacional.

En su agenda también figuró un encuentro con el primer ministro, Silvio Berlusconi, en el que ambos dirigentes subrayaron el compromiso de ambos países en la lucha contra el terrorismo internacional y la necesidad de lograr una rápida estabilización y un Gobierno democrático en Irak.

"Italia es no sólo un amigo, sin un leal aliado que comparte los esfuerzos norteamericanos para exportar la libertad y la democracia al resto del mundo", dijo el líder conservador italiano, quien añadió que su país colaborará "sin vacilación" en esta campaña.

Cheney subrayó que el presidente Bush considera a Berlusconi "no sólo un buen amigo, sino también un sabio consejero".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores