Dos millones de musulmanes comienzan peregrinación a La Meca

El Departamento de Defensa Civil saudí ha desplegado 9.300 policías, bomberos y miembros de equipos de rescate, y ha preparado un plan para hacer frente a las fuertes lluvias e inundaciones, ambas causas de accidentes importantes en esta época del año.

30 de Enero de 2004 | 08:21 | EFE
DUBAI.- Cerca de dos millones de musulmanes comenzaron hoy los rituales de la peregrinación anual o "Hach" a La Meca, mientras en el país continúa la violencia de los grupos armados integristas que ayer mataron a cinco policías en Riad.

La muerte de los cinco agentes se produjo en un barrio de la capital saudí durante una operación policial para capturar a un extremista de los 26 más buscados por las autoridades, que finalmente lograron capturarlo.

La repetición de este tipo de incidentes durante el año pasado hace temer a las autoridades saudíes que éste la peregrinación se vea perturbada por la violencia o por terroristas disfrazados que se infiltren entre los peregrinos, por lo que han redoblado las medidas de seguridad.

El martes, el ministro saudí del Interior, Príncipe Nayef, advirtió contra cualquiera que trate de socavar la seguridad durante el "Hach". "Estamos preparados para todo lo que pueda pasar", aseguró el ministro.

Varios atentados suicidas en Riad ocasionaron el año pasado 50 muertos y las autoridades emprendieron una lucha sin cuartel contra los extremistas islámicos en la que han sido detenidas 400 personas hasta el momento.

El Departamento de Defensa Civil saudí ha desplegado 9.300 policías, bomberos y miembros de equipos de rescate, y ha preparado un plan para hacer frente a las fuertes lluvias e inundaciones, ambas causas de accidentes importantes en esta época del año.

El Departamento de Meteorología saudí ha anunciado que esperaban que se registren a partir de hoy en La Meca y sus alrededores fuertes lluvias que pueden ocasionar apagones.

El departamento ha puesto a disposición de los peregrinos 2.072 vehículos, 118 lanchas de rescate y ocho helicópteros para protegerles y asegurarse de que puedan cumplir sus deberes religiosos en paz y seguridad.

Durante la jornada de hoy, viernes, cerca de dos millones de fieles -los hombres cubiertos con una tela blanca sin costuras, y las mujeres también de blanco y con la cabeza cubierta- se congregarán hoy en la localidad de Mina, a cinco kilómetros de La Meca, para pasar el día en rezo y meditación al inicio del "Hach".

Las autoridades han puesto 20.000 autocares a disposición de los fieles para transportar a 1.500.000 peregrinos de La Meca a Mina, aunque otros, sobre todo ancianos, decidieron hacer a pie el camino un día antes para evitar las aglomeraciones.

Antes de pasar el día de meditación en Mina, donde se encuentran instaladas miles de tiendas de campaña ignífugas para prevenir incendios, los fieles han rezado en la Gran Mezquita de La Meca y han dado siete vueltas rituales a la Kaaba, la piedra sagrada hacia donde todos los musulmanes se orientan para las plegarias.

El momento culminante de la peregrinación o Hach comenzará en la madrugada del sábado con la subida de los fieles al Monte Arafat, donde rezan para ser perdonados de sus pecados en anticipación del Día del Juicio Final.

Se cree que es en el Monte Arafat donde el profeta del Islam, Mahoma, hizo su último sermón.

Al día siguiente, los peregrinos regresarán a Mina después de pasar la noche en la localidad adyacente de Muzdalifa, donde recogen guijarros para lapidar tres columnas que simbolizan las tentaciones del Diablo.

A este ritual le sigue el sacrificio de corderos, camellos y otros animales que marca el final de la peregrinación al que sigue tres días de fiesta llamada "Eid al Adha" o Fiesta del Sacrificio.

El Ministerio de Salud saudí está en alerta para evitar sobre todo epidemias y enfermedades contagiosas como el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG).

"Hemos abierto 29 centros de salud en Mina, 46 en Arafat y seis en Muzdalifa", dijo el doctor Kaled Mirghalani.

"Tenemos almacenados muchos medicamentos para combatir cualquier enfermedad contagiosa, si bien hasta el momento no hay ninguna información de que se haya detectado algún caso", añadió.

Además, para atender las necesidades de los peregrinos se han instalado más de 10.000 puestos de comida y las panaderías disponen de 10 millones de hogazas de pan al día, según informa la prensa saudí.

Como aspecto positivo, este año las temperaturas en Arabia Saudí oscilan entre los 17 y 32 grados centígrados, lo que facilita a los peregrinos que puedan realizar los rituales, pues la calor en el reino supera en algunas épocas los 40 grados.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores