Italia: Estudio revela que 6 de cada 10 empleados se enferman de infelicidad

La encuesta de la revista mensual Riza Psicosomática arrojó que los ambientes tristes y deprimentes en los cuales se trabaja, junto a colegas o jefes hostiles o indiferentes, la pesadilla del tráfico, y el sueldo que no alcanza, llevan a los dependientes a una suerte de depresión.

01 de Febrero de 2004 | 12:18 | ANSA
ROMA.- Una investigación de la revista mensual Riza Psicosomática llegó a la conclusión que los empleados son más infelices que las amas de casa, que los jubilados e incluso que los desocupados.

El mensual escribió que los ambientes tristes y deprimentes en los cuales se trabaja, junto a colegas o jefes hostiles o indiferentes, la pesadilla del tráfico, el sueldo que no alcanza, llevan a los dependientes a una suerte de depresión.

La revista, que entrevistó a casi 900 personas de una edad que va de los 18 a los 65 años, concluyó que seis italianos de cada diez se "enferman de infelicidad".

En el identikit del infeliz hay una leve mayoría femenina (56% de mujeres contra el 44% de hombres), de edades entre los 36 y 45 años (32%), un grado de instrucción alto o medio alto (60%), residente en las cercanías de las grandes ciudades (31%), con frecuencia sin hijos (76%).

Las profesiones más en riesgo son, según el estudio son: el empleado (27% del total), mucho más que el ama de casa o el jubilado (20%), pero también que el obrero (14%), desocupado (13%), comerciante (12%), profesional (apenas un 5%).

Pero, ¿por qué los empleados italianos se sienten tan infelices y están tan insatisfechos?.

Entre las primeras causas, explican los directos interesados, figuran las relaciones con el jefe y con los colegas (36%), con frecuencia bajo el signo de la formalidad o de la indiferencia; si a eso se agrega un sueldo regularmente insuficiente para llegar a fin de mes (35%) y un ambiente frío (31%), se tiene el cuadro del lugar principal de la infelicidad.

A eso, agregan los entrevistados, la obligación de tener que realizar diariamente un trabajo repetitivo y aburrido, de la ubicación periférica de las oficinas, lejos del centro y a las que es difícil llegar, de una comunicación que tiene lugar casi sólo a través de la computadora y del correo electrónico, todo incrementa la sensación de soledad.

¿Y cómo reacciona el empleado frustrado e infeliz?. Un italiano de cada tres (29%) elige el camino más cómodo, hace de todo para no pensar en eso y trata de dedicarse a otras cosas.

Muchos se consuelan pensando en las personas que tienen problemas más graves que los suyos, otros se refugian pensando en los hermosos momentos del pasado, y un 13% termina deprimiéndose.

Sólo un ocho por ciento de los entrevistados logra hablar de sus problemas con las personas más cercanas.

Por último, los expertos de Riza pidieron a los entrevistados que indicasen las cosas capaces de darles un poco de felicitad. En primer lugar los italianos pusieron a los hijos (62%), el amor (60%) y los amigos (53%).

Muchos esperan los viajes, otros indican como solución un trabajo mejor, y sólo un 33% encuentra en el dinero el camino para encontrar la felicidad.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores