Argentina pide el retiro del embajador de Ecuador

Lo acusa de contribuir a que un ex militar argentino violara su arresto domiciliario.

03 de Febrero de 2004 | 11:23 | Ap
Embajador Germánico Molina Alulema
Embajador Germánico Molina Alulema.
BUENOS AIRES (AP) — Argentina pidió a Ecuador el retiro de su embajador en Buenos Aires porque al parecer contribuyó a la violación de un arresto domiciliario que cumple un ex militar, símbolo de las violaciones a los derechos humanos hace alrededor de un cuarto siglo.

El jefe de Gabinete de la Cancillería Eduardo Valdez declaró el martes que "fue el propio canciller (Rafael) Bielsa" quien se comunicó el lunes por la noche con su par ecuatoriano Patricio Zuquilanda para solicitarle el retiro del embajador Germánico Molina Alulema.

El embajador, según el gobierno argentino, sacó en su automóvil diplomático el viernes pasado al ex general Guillermo Suárez Mason, para que festejase su octogésimo cumpleaños junto con otros amigos.

Molina Alulema, un ex teniente coronel del ejército, dijo al diario Clarín del martes que a Suárez Mason sólo le llevó "un par de botellas de vino" de parte de un amigo en común.

Suárez Mason, en declaraciones el martes a la prensa, confirmó que Molina Alulema estuvo en su domicilio, pero negó haber violado su arresto domiciliario.

"Yo no salí de acá, pero es cierto que el embajador estuvo acá", dijo Suárez Mason a radio Continental.

Pero la versión del gobierno, según Valdez, es que se recibió "una denuncia anónima donde se denunciaba la salida de su domicilio particular de Suárez Mason en automóvil". Agregó que "se investigó a quien pertenecía el auto y se comprobó que era del embajador de Ecuador en la Argentina".

Suárez Mason cumple prisión preventiva en su domicilio y no en una cárcel, beneficiado por una ley que contempla esa posibilidad a los mayores de 70 años. El ex militar está acusado por la justicia por el robo de bebe durante la dictadura militar y por la desaparición de una veintena de guerrilleros en 1980.

Suárez Mason está envuelto, además, en múltiples acusaciones de violaciones a los derechos humanos. Huyó del país apenas reinstalada la democracia en 1984 y tres años después fue detenido en San Francisco, Estados Unidos.

Fue extraditado en 1988 para responder por 430 privaciones ilegales de la libertad, 39 homicidios, 164 tormentos y 19 robos.

Suárez Mason tuvo a su cargo, entre otras cosas, al Cuerpo 1 del Ejército entre 1976 y 1979. Bajo su control estaban las policías fedee 40 centros clandestinos de detención, según comprobaciones judiciales.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores