Príncipe Carlos realiza sorpresiva visita a Irak

El heredero del trono británico se reunió con las tropas británicas en Basora, para elevarles la moral.

08 de Febrero de 2004 | 13:41 | REUTERS
Carlos de Inglaterra
El Príncipe Carlos usó un traje de combate durante su visita
BASORA.- El príncipe Carlos de Gran Bretaña realizó el domingo una visita sorpresa a Irak para elevar la moral de los soldados británicos, en la que las autoridades locales le comunicaron sus preocupaciones sobre el futuro del país.

El príncipe, en medio de fuertes medidas de seguridad, llegó en un helicóptero Chinook a la base británica en Basora, que está instalada en uno de los antiguos palacios de Saddam Hussein, y saludó a soldados y funcionarios del gobierno civil liderado por Estados Unidos.

Durante el viaje de seis horas, escuchó cómo destacados funcionarios iraquíes debatían una lista de problemas sociales y económicos que plagan al Irak de la posguerra.

En un momento de la visita, se escucharon disparos en un barrio cercano a la base, demostrando la precaria situación de seguridad que vive el país.

"Es muy agradable verle aquí porque él es el futuro rey y me parece una personalidad muy agradable", dijo Ban al-Durani, una mujer iraquí tocada con un velo negro, en la base al sur de la pobre ciudad de Basora.

Fue una muy rara visita de un miembro de la familia real británica al país que se independizó de Gran Bretaña en 1932.

El Primer Ministro Tony Blair visitó Basora el mes pasado.

La noticia de la visita del príncipe fue embargada hasta que éste abandonó el país.

"Es bueno tener su soporte para estimular la moral de la tropa", dijo en la base el capitán escocés Sandy Stuart, de 31 años.

Demandas políticas y económicas

El príncipe Carlos, enfundado en un traje gris, se reunió con clérigos chiítas, sacerdotes cristianos, el gobernador de Basora y con un importante líder tribal en el palacio con vistas al viaducto de Shatt al-Arab.

"Básicamente hablé con él de las quejas de la gente sobre los salarios y cómo lo están demostrando", dijo el líder tribal Morahim al Kannan.

"Nosotros le dijimos que Irak debe tener elecciones porque de otro modo no habrá estabilidad. Le dije que no teníamos gobierno y que teníamos que tener elecciones", añadió al-Kannan.

La comunidad chiíta, mayoritaria en Irak, demanda elecciones antes del planeado traspaso de poder el 30 de junio.

Estados Unidos sostiene que las elecciones no pueden llevarse a cabo antes de dicha fecha.

"Sentimos que debería saber nuestras preocupaciones sobre el traspaso de poder en Irak. Todavía hay muchos problemas en el país y eso es lo que le dijimos", dijo Haitham al Sihlaani, un importante clérigo local.

El príncipe Carlos, un defensor del diálogo entre diferentes religiones, charló con tres mujeres musulmanas iraquíes vestidas con el velo tradicional en una habitación de palacio.

"Dije al príncipe que queremos asegurar que las mujeres tienen derechos en Irak y le pedí su respaldo", dijo una de las mujeres, Gheida Adbul-Razzaq.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores