Indonesia condena a prisión perpetua a musulmán por atentado en Bali

Suranto Abdul Ghoni está acusado de haber prestado ayuda para la fabricación de las bombas que explotaron en dos clubes nocturnos en Bali, en octubre de 2002.

09 de Febrero de 2004 | 11:01 | Reuters
Suranto Abdul Ghoni
BALI.- La justicia de Indonesia condenó hoy a prisión perpetua a un militante musulmán por ayudar a fabricar las bombas que explotaron en dos clubes nocturnos de Bali en octubre del 2002, matando a 202 personas.

"El panel de jueces declara que el acusado, Suranto Abdul Ghoni, es legalmente culpable de actos de terror", dijo el juez presidente del tribunal, Made Sudia.

Los jueces determinaron que Ghoni, también conocido como Umar o Wayan, poseía armas de fuego en forma ilegal y que formó parte de las reuniones en las que se planearon los peores ataques desde los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

Varios de los delitos atribuidos a Ghoni llevan pena de muerte en Indonesia, el país islámico más poblado del mundo. Sin embargo, los fiscales sólo pidieron prisión perpetua.

Los jueces dijeron que Ghoni insertó químicos en la bomba que explotó en el Sari Club.

Tres militantes ya fueron condenados a muerte por su participación en el atentado del 12 de octubre del 2002 en la famosa playa de Kuta, frecuentada por turistas occidentales.

Más de 24 hombres fueron condenados a penas de entre tres años hasta prisión perpetua por su participación en los atentados.

Varios sospechosos aún están siendo juzgados o serán acusados en relación con los ataques, que fueron atribuidos a una rama de Al Qaeda.

La semana pasada, la policía que realizó la investigación de los atentados, dijo a la prensa que la isla aún era un blanco fácil.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores