Alta abstención hubo en elecciones iraníes

Sólo votó un poco más del 50% de las personas que podía sufragar.

22 de Febrero de 2004 | 12:50 | DPA
TEHERÁN.- La victoria electoral de los conservadores en Irán no ha llegado por sorpresa después de que los religiosos conservadores vetasen casi todas las candidaturas de los reformistas de renombre. Esa fue la razón por la que el interés se centró en la participación electoral.

Pese a la propaganda, alrededor de la mitad de los iraníes habilitados para votar no se acercaron a las urnas. En Teherán la abstención fue incluso del 70 por ciento, según tuvo que reconocer el Ministerio del Interior. De esta forma los que no acudieron a votar sufragaron en contra de los conservadores, afirma el diputado reformista Ali Sashkuri-Rad.

’’El ’establishment’ ha salido de todo esto con un ojo morado, pues para su legitimidad el umbral del 50 por ciento (de participación) todavía es aceptable’’, opina un politólogo de la universidad Beheshti de Teherán, que prefiere no dar su nombre.

’’Pero el corazón político (del país) late en Teherán y el gobierno debería tomar en serio como señal de alerta una participación del 28 por ciento’’, agrega.

En las elecciones de hace cuatro años, la participación fue más de un 20 por ciento superior. Entonces era grande el entusiasmo de la población con el rumbo reformista del presidente Mohammed Jatami. Un diplomático occidental en Teherán apunta sin embargo que ’’el 20 por ciento no sólo se le ha escapado al ’’establishment’’, sino también a Jatami y sus reformistas’’.

’’De haber acudido a las urnas, tampoco habrían votado a los reformistas’’, agrega el diplomático, contradiciendo así el argumento de los reformistas, que consideran a los que se abstuvieron como sus seguidores.

El hecho de que la protesta también va dirigida a los reformistas se refleja en el distrito electoral de la capital, Teherán, y sus 30 escaños. Allí, la retaguardia de reformistas, con candidatos como Mehdi Karrubi -quien después de todo es presidente del Parlamento en funciones y uno de los más estrechos colaboradores de Jatami- ni siquiera consiguió situarse entre los 30 primeros puestos. El resto de reformistas quedaron relegados a puestos posteriores, aunque de todos modos podrán probar suerte en la segunda ronda.

La nueva legislatura estará dominada por el partido Partido Islámico del Desarrollo de Irán (Abadgaran) -conservador y leal al sistema-, que ya ha asegurado que se centrará en las reformas económicas en lugar de en los ’’juegos políticos’’, como los reformistas.

’’Son conservadores, pero no seguidores de la línea dura’’, afirma el politólogo.

El principal candidato de Abadgaran, Gholam-Ali Hadad Adel, prometió respetar tanto los derechos de las personas como el marco islámico de la república. Sin embargo, los observadores estiman que la nueva facción conservadora tendrá una actitud de menos tolerancia que los reformistas con temas como la libertad de prensa o los derechos de las mujeres y de la familia.

En opinión del diplomático, no se esperan grandes cambios en materia de política exterior. Todas las decisiones importantes de este ámbito fueron tomadas por políticos conservadores.

En el tema de las bombas nuclares fue designado Hassan Rowhani, un conservador de prestigio, como interlocutor ante la Unión Europea. Las conversaciones con los senadores estadounidenses en Washington estuvieron encabezadas por el diplomático conservador Mohammed Yawad Sarif. ’’Las relaciones con Estados Unidos no son un pecado como beber vino’’, dijo Ahmed Tawakoli, quien después de Adel ha sido el más votado.

’’La diferencia (con los reformistas) está en cómo exponer el marco democrático’’, afirma el reformista Alawi Tabar. Los conservadores y también el presidente Jatami quieren una democracia en el marco del islam, mientras que los liberales consideran que este experimento ha fracasado, tras casi siete años de Jatami en el poder.

De ahí los llamamientos a un plebiscito y a una modificación del statu quo político. La próxima prueba para el sistema serán las elecciones presidenciales de 2005, en las que Jatami ya no puede concurrir.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores