Atentado contra cuartel de policía en Irak deja al menos 10 muertos

Cerca de 20 policías estaban reunidos ante su cuartel en Rahimawa para recibir sus órdenes cuando ocurrió la explosión, dijo el jefe de la estación, el coronel Adel Ibrahim.

23 de Febrero de 2004 | 07:46 | AP
KIRKUK, Irak.- Un atacante suicida activó un vehículo lleno de explosivos el lunes ante una estación de policía en un vecindario curdo de esta dividida ciudad multiétnica al norte del país, dejando al menos 10 muertos y 45 heridos, dijeron la policía y fuentes médicas.

Este fue el más reciente dentro de una serie de atentados suicidas y con bombas en contra de las fuerzas de seguridad de Irak y otros sectores que se considera cooperan con la ocupación encabezada por Estados Unidos, dejando más de 300 muertos, en su mayoría iraquíes, este año. Asimismo, es el tercero desde fines de enero en estar enfocado contra miembros de la etnia curda del norte del país.

La étnicamente divida Kirkuk, 300 kilómetros al norte de Bagdad, ha visto un incremento en las tensiones entre curdos, árabes y otros grupos, los cuales luchan por el control de la ciudad, localizada en una zona rica en yacimientos petrolíferos.

Cerca de 20 policías estaban reunidos ante su cuartel en Rahimawa para recibir sus órdenes cuando ocurrió la explosión, dijo el jefe de la estación, el coronel Adel Ibrahim.

La detonación dañó gravemente la estación de policía y los edificios cercanos, además de destruir varios automóviles.

Un equipo estadounidense de reacción rápida llegó al lugar, mientras las ambulancias sacaban a víctimas del área, que era cerrada por la policía.

Al menos 10 personas murieron, se estima que todas ellas policías, y 45 más resultaron heridas, dijeron fuentes de dos hospitales de Kirkuk. Entre ellos se encuentra un menor y cuatro niñas de una preparatoria cercana. El teniente, Abdul Salaam Zangana, funcionario de seguridad en el Hospital al-Jumhuriya, dijo que 10 de los heridos se encontraban en estado crítico.

El comando estadounidense en Bagdad dijo que al menos cuatro civiles murieron.

Mientras funcionarios estadounidenses se preparan para entregar el poder a los iraquíes el 30 de junio, los curdos mantienen la presión en favor de su meta de gobernarse a sí mismos bajo cualquier gobierno iraquí, así como conservar sus milicias, las cuales dicen que son necesarias para protegerlos luego de años de opresión bajo el régimen de Saddam Hussein.

Funcionarios estadounidenses dijeron que militantes islámicos extranjeros podrían estar detrás de los atentados, señalando como evidencia una carta de un supuesto militante jordano en Irak, Abu Musab al-Zarqawi, a dirigentes de la red terrorista al-Qaida en Pakistán o Afganistán.

La carta, dada a conocer este mes, señala una estrategia de ataques con el fin de descarrilar los planes estadounidenses de entregar el poder a los iraquíes el 30 de junio. Indica que los rebeldes enfrentarían a los "colaboradores" iraquíes, así como a la mayoría chiíta del país, a fin de hacer estallar una guerra civil entre ellos y loas fuerzas estadounidenses, calificándolos como un "caballo de Troya" para la infiltración israelí en Iral. Los milicianos curdos cooperaron en la invasión estadounidense de Irak.

El 1 de febrero, ataques suicidas simultáneos dejaron 109 muertos en dos oficinas de partidos de la etnia curda en la norteña ciudad de Irbil.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores