España: Aumenta participación en comicios generales

A las 14:20 hora local (09:30 en Chile), había votado el 40,5% del total de ciudadanos capacitados para hacerlo, lo que significa un aumento de cinco puntos en la participación electoral con respecto a los comicios de 2000.

14 de Marzo de 2004 | 10:25 | El Mercurio en Internet / Agencias
José María Aznar
José María Aznar se despide del gobierno con la crítica de los españoles.
MADRID.- Cuando en España ya empiezan a conocerse los primeros resultados de la elección general de hoy, el porcentaje de electores que acudió a votar confirmó los pronósticos iniciales de que los atentados del jueves 11 en Madrid, lejos de ahuyentar a los ciudadanos, dieron más fuerzas a estos para acudir a las urnas y expresar su deber cívico.

A las 18:00 hora local, dos horas antes del cierre de las urnas, un 63% del electorado ya había votado, elevando en siete puntos y medio porcentuales la cantidad de españoles que participó en esta elección comparado con quienes lo hicieron en los anteriores comicios de 2000, cuando a la misma hora había votado el 55,4% del electorado.

Aunque la cifra no ha sido informada oficialmente, el Ministerio del Interior español informa, en su página web, que las estimaciones están correctas.

Ya a las 14:20 hora local, cuando se entregó el último informe oficial, había votado el 40,5% del total de ciudadanos capacitados para hacerlo, lo que significa un aumento de cinco puntos en la participación electoral con respecto a los comicios de 2000, cuando había concurrido a las urnas el 35,5%.

Las provincias donde se ha hecho más evidente este aumento son La Rioja, Comunidad Valenciana y Extremadura. Sin embargo, en Madrid, el aumento de participación era menor que la media nacional, pese a ser la ciudad donde se produjeron los atentados, según destaca la edición online del diario El País.

Las elecciones generales comenzaron en medio de la tristeza por las bombas que mataron a 200 personas, protestas en la víspera electoral contra el gobierno por su manejo de la investigación, y la aparición de una supuesta cinta de video de la red fundamentalista Al Qaeda reclamando su responsabilidad en el acto terrorista.

Desde 1975, cuando murió el dictador General Francisco Franco, que no se vivía en España una elección en este clima de confusión, rabia e impotencia por los ataques terroristas.

Unos 34,6 millones de españoles mayores de 18 años están habilitados para votar en la elección que cubrirá 350 lugares en el parlamento, eligiendo al nuevo Jefe de Gobierno que reemplazará al saliente José María Aznar, del Partido Popular (PP).

Los sondeos previos mostraban que el candidato del PP, Mariano Rajoy, tenía ventaja sobre su rival, José Luis Rodríguez Zapatero, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Pero tras el 11-M, la incertidumbre se apoderó del electorado e incluso hay quienes vaticinan que hoy habrá un vuelco en los resultados.

Votan los protagonistas

La votación comenzó a las 09:00 hora local (08:00 GMT) con más de 250 personas aún en los hospitales y al menos una docena de ellos peleando por sus vidas. El gobierno descartó la posibilidad de posponer la elección.

Ya votaron los principales protagonistas de estas elecciones. El Jefe del Gobierno español, José María Aznar, acudió pasadas las 10:30 hasta el colegio del Buen Consejo, donde fue recibido por grupos de partidarios y detractores que no lo dejaron hablar luego de entregar su voto.

Aznar debió soportar a españoles que lo trataban de manipulador, aunque también recibió gritos de apoyo.

Rajoy vivió una situación similar, aunque para él hubo más gritos en su contra. La policía incluso tuvo que intervenir y sacar a un joven que se acercó para gritarle en la cara que era manipulador.

Más tarde votó el candidato del PSOE, claro que en un ánimo mucho más tranquilo y sin la presión de la muchedumbre como las que vivieron Aznar y Rajoy.

Manifestaciones

Hasta que la cinta de video fue hallada, las autoridades españolas habían insistido en que ETA era el primer sospechoso por las bombas, llevando a miles a protestar frente a las oficinas del Partido Popular a través de toda España.

"!Vuestra guerra, nuestra muerte!", gritaban los manifestantes en la sede central del partido en Madrid, muchos de ellos convencidos de que las bombas eran en represalia por la participación española en la guerra de Irak, incluso antes de la supuesta reivindicación por parte de Al Qaeda.

En Madrid, los manifestantes llevaron sus protestas a varios monumentos a lo largo de la noche. En los vecindarios, la gente golpeaba cacerolas en una forma tradicional de protesta.

Una tira humorística en el diario El País mostraba a un votante a punto de decidir su voto, eligiendo entre ETA o Al Qaeda.

Impacto incierto en las elecciones

Los analistas políticos han dicho que el PP podría ganar votos si ETA fuera la culpable, porque ha hecho campaña con su firme postura contra el grupo separatista vasco.

El efecto de la supuesta cinta de Al Qaeda es más incierto, en tanto los votantes podrían ver los ataques como el precio por el apoyo del gobierno a la guerra en Irak. Una conexión probada entre la red terrorista de Osama bin Laden y las explosiones tendría asimismo enormes implicancias en la seguridad global.

"El tercer frente se ha abierto. Ya ha pasado en Estados Unidos. Ocurrió contra los intereses occidentales en el Tercer Mundo, y ocurre ahora en Europa", dijo Tim Ripley, investigador asociado del Centro de Defensa y Estudios de Seguridad Internacionales en la Universidad de Lancaster en el Reino Unido.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores