Francia: Derrota para gobierno conservador en elecciones regionales

Las proyecciones realizadas en base a los sondeos a boca de urna y cuentas parciales de sufragios otorgan a la Unión por una Mayoría Popular (UMP) de Raffarin y sus socios de centroderecha alrededor de un tercio de los votos, en el que sería el peor resultado electoral histórico de la derecha francesa en elecciones regionales.

21 de Marzo de 2004 | 18:50 | DPA
PARIS.- La primera ronda de las elecciones regionales celebradas en Francia arrojó hoy un mal resultado provisional para el sector conservador del presidente Jacques Chirac y el gobierno del primer ministro Jean-Pierre Raffarin, según las primeras estimaciones y las proyecciones sobre el recuento de votos.

Las proyecciones realizadas en base a los sondeos a boca de urna y cuentas parciales de sufragios otorgan a la Unión por una Mayoría Popular (UMP) de Raffarin y sus socios de centroderecha alrededor de un tercio de los votos, en el que sería el peor resultado electoral histórico de la derecha francesa en elecciones regionales.

La oposición socialista recogió un 40,5 por ciento de los votos en todo el país, según las proyecciones, aproximadamente cuatro puntos más que en los comicios de 1998. También los extremistas de derecha del Frente Nacional (FN), liderado por Jean Marie Le pen, lograron un muy buen resultado al obtener, junto a otros grupos del mismo espectro político, un 17,5 por ciento de votos en todo el país.

Las elecciones de hoy, dos años después de la llegada de Raffarin al poder, fueron la primera oportunidad de los franceses de emitir en el voto su opinión sobre su gobierno.

Muchos votantes condenan al gobierno por su fracaso en evitar el alza del desempleo, su manejo de la ola de calor del verano (boreal) pasado -que dejó unos 15.000 muertos-, y su búsqueda de reformas económicas que consideran dirigidas a favorecer intereses empresariales por sobre los de los trabajadores.

En un golpe particularmente duro, en la región Poitou-Charentes, hogar de Raffarin, con casi la totalidad de los sufragios contados, los socialistas lograron un 45,8 por ciento de los votos frente a un 33,9 por ciento de la lista de UMP y se ve como casi seguro que se impongan el domingo próximo en la segunda vuelta electoral.

En la región más rica y populosa del país, Ile de France, que incluye a París, se proyecta para el actual presidente regional socialista un 35 por ciento de apoyo, frente a un 22,8 por ciento para la lista de la UMP, liderada por el portavoz gubernamental Jean- Francis Cope.

Además, según las proyecciones, el FN consiguió el 10 por ciento necesario para pasar a la segunda ronda en 19 de las 22 regiones continentales, en las que seguramente captará votantes que de otro modo sufragarían por la coalición de Raffarin.

Cerca de 42 millones de electores franceses fueron llamados a las urnas para elegir a sus consejeros regionales y a la mitad de sus consejeros generales en 26 regiones.

En la actualidad, 15 regiones están gobernadas por la derecha, diez por la izquierda y una, la isla de la Martinica, por una formación independentista.

De mantenerse la tendencia en la segunda vuelta de los comicios regionales, esos números cambiarán y es posible que Chirac, quien mira hacia los comicios presidenciales de 2007, decida reemplazar al actual primer ministro.

El ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, informó de una participación electoral de alrededor del 61 por ciento, superior al 58,1 por ciento de los comicios regionales de 1998.

Políticos de todas las tendencias esperaban una apatía electoral que llevara a una mayor caída en la cantidad de votantes.

Algunos analistas consideraron que la gente puede haber decidido votar después de ver a los electores españoles sufragar en un número inesperadamente alto para remover al gobierno conservador tras los ataques terroristas del 11 de marzo en Madrid, que dejaron más de 200 muertos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores