A partir de mañana, Irlanda prohibirá fumar en "pubs" y oficinas

Con la iniciativa, el Gobierno de Dublín cree que puede salvar las 7.000 vidas que anualmente se pierden en este país por enfermedades relacionadas con el tabaco.

28 de Marzo de 2004 | 14:02 | EFE
DUBLÍN.- El tradicional humo de los "pubs" irlandeses será historia a partir de esta medianoche, cuando Irlanda introducirá la polémica ley que prohíbe fumar en oficinas, bares y restaurantes, una estricta medida que no tiene parangón en Europa.

Fumarse un cigarrillo será ilegal en casi todo lugar público de la República, a excepción de algunos sitios como prisiones, habitaciones de hotel, hospitales psiquiátricos, residencias de ancianos y centros detención de la Garda (Policía irlandesa).

Con esa iniciativa, que tiene antecedentes similares en algunas ciudades de Estados Unidos como Nueva York, el Gobierno de Dublín cree que puede salvar las 7.000 vidas que anualmente se pierden en este país por enfermedades relacionadas con el tabaco.

El Primer Ministro irlandés, Bertie Ahern, justificó hoy la prohibición al subrayar que "la exposición a los cigarrillos es un riesgo importante para la salud".

"La conclusión es que poder trabajar y socializar en un ambiente limpio y sin humo es ahora visto como una cosa positiva que beneficia mucho a la comunidad y a empleados y empleadores", argumentó Ahern, presidente de turno de la Unión Europea (UE).

Una especie de brigada "anti-humo" integrada por 450 inspectores velará por el cumplimiento de la ley, una labor reforzada por unos 340 oficiales de sanidad medioambiental que supervisarán bares, oficinas y restaurantes.

Además, los irlandeses que sientan la tentación de encender un pitillo tendrán que andarse con cuidado, ya que el Gobierno ha amenazado con una multa de 3.000 para quienes cometan el nuevo delito.

Por si fuera poco, la ley anti-tabaco obliga a los jefes de oficinas y establecimientos hoteleros a garantizar el cumplimiento de la polémica normativa, lo que ha desatado la ira de muchos propietarios de "pubs" que consideran la medida injusta.

Los críticos también esgrimen que la nueva normativa supone un serio golpe para la famosa cultura irlandesa del "pub", que puede ahuyentar a los turistas y provocar el recorte de empleos en las industrias tabaquera, hostelera y del ocio.

La Federación de Taberneros de Irlanda (VFI), que representa a unos 6.000 dueños de "pubs" de todo el país, se ha declarado "muy decepcionada" con el Gobierno, pues "el fumador debe ser responsable de sus actos, pero no el tabernero o cualquier otro".

Tom Moran, que regenta el "Red Cow Inn", uno de los "pubs" más famosos de Dublín, opina que la iniciativa supone "un bofetón" para un sector que ya ha sufrido con la introducción del euro.

Parecida frustración han manifestado algunas compañías tabaqueras como Imperial Tobacco y British American Tobacco (BAT), que temen una importante caída de sus ventas en la República.

El caso es que, pese a las críticas, un 67 por ciento de los irlandeses apoya la prohibición, según una encuesta hecha el pasado mes por la firma demoscópica TNS para la Oficina de Control del Tabaco, creada para observar el cumplimiento de la ley anti-tabaco.

"No creemos que vayamos ha tener un gran problema. El número de fumadores en los ’pubs’ representa sólo un cuatro de todos sus clientes y la mayoría del público apoya la prohibición", recalcó hoy un portavoz de la citada oficina.

La entrada en vigor de la controvertida legislación viene precedida de una gran campaña divulgativa titulada "Un trabajo libre de tabaco", que se ha difundido por televisión, radio y prensa escrita.

La campaña también avisa a restaurantes y "pubs" de la obligación de colocar carteles que recuerden que no se puede fumar, toda vez que les advierte de que debe haber ceniceros en sus mesas y mostradores.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores