Líder del brazo político de ETA fue condenado a prisión

Un tribunal del país Vasco consideró que Arnaldo Otegi, de 45 años, justificó la actividad terrorista con las manifestaciones que hizo en el entierro de la presunta etarra Olaia Castresana.

02 de Abril de 2004 | 08:42 | DPA
MADRID.- Arnaldo Otegi, el portavoz del ilegalizado partido radical vasco Batasuna (Unidad), considerado el brazo político de ETA, fue condenado a 15 meses de prisión y ocho años de inhabilitación absoluta por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco consideró probado que Otegi, de 45 años, justificó la actividad terrorista con las manifestaciones que hizo en el entierro de la presunta etarra Olaia Castresana, fallecida al estallarle el artefacto explosivo que estaba manipulando el 30 de julio de 2001.

Otegi manifestó tras el entierro de Castresana su "aplauso más caluroso a todos los gudaris (soldados) que han caído en esa larga lucha por la autodeterminación". "Se nos ha ido, a sus 22 años, como tantos gudaris de ETA, con la dignidad silenciosa y la suerte solitaria", agregó en esa ocasión.

El alto tribunal resolvió que esto supone, "cuanto menos", señal de "aprobación, entusiasmo o admiración" hacia unas personas que son calificadas con un apelativo que "comúnmente se reserva elogiosamente a quienes luchan del modo que fuere -incluida la eufemísticamente denominada lucha armada- a favor de la autodeterminación".

Empero, los jueces no consideraron probado que Otegi fuera consciente de que el féretro, qué él mismo ayudó a cargar, estaba cubierto por una bandera con el anagrama de ETA (un hacha rodeada por una serpiente) y que durante el funeral se gritaran consignas a favor del grupo armado.

Fuentes de la Sala aseguraron que si el alto tribunal confirmara la sentencia, Otegi ingresaría automáticamente en prisión, dados sus antecedentes delictivos.

El portavoz de Batasuna -partido ilegalizado en marzo de 2003- fue miembro de ETA a finales de los años 70 y estuvo cinco años en prisión, donde acabó sus estudios de filosofía y letras.

Los magistrados del tribunal sostienen que las reflexiones políticas de Otegi en torno a la muerte de la que denominó "gudari" superan los límites de una mera opinión y pasan a "inducir" y a "propugnar" la tesis de que "la lucha armada de ETA es indispensable para conquistar un derecho de autodeterminación imposible de alcanzar por otros cauces".

Otegi, actualmente diputado en el Parlamento vasco, reaccionó a la sentencia manifestando que ésta "hace apología de la lucha armada".

"Cosas como estas, unidas a persecuciones políticas y a ciertas declaraciones, constituyen los mejores llamados a la lucha armada", añadió en declaraciones a la emisora Radio Euskadi.

"No sé si el tribunal pretendía hacer eso o no, pero ha allanado más el camino hacia ese tipo de vías que las manifestaciones que hacemos los miembros de Batasuna", sostuvo.

Otegi enmarcó la condena en una estrategia del Estado, inaugurada por el Partido Popular (PP), de aniquilamiento de la izquierda abertzale (independentista). "Pero tienen como escollo el grupo parlamentario, y de lo que se trata es de ir aniquilando uno por uno jurídica y políticamente a cada miembro del grupo", dijo.

La defensa de Otegi tiene ahora cinco días para presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo en Madrid.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores