Se retracta sospechoso de asesinar a ejecutivo de Shell

Conserje dijo ahora que fueron otras dos personas las que cometieron el crimen del ejecutivo y su esposa.

02 de Abril de 2004 | 22:59 | AP
RIO DE JANEIRO.— Un día después de haber confesado que asesinó a un ejecutivo estadounidense de la petrolera Shell Oil y a la esposa de éste, un joven brasileño de 20 años se retractó y dijo que otras dos personas cometieron el crimen después de que él les mostró cómo ingresar a la casa de la pareja.

Jociel Conceicao dos Santos fue colocado en el programa de protección de testigos tras hacer la declaración a la policía y funcionarios de derechos humanos, dijo el secretario de seguridad del estado de Rio de Janeiro, Anthony Garotinho.

"El dice que esas personas fueron los verdaderos autores de este crimen y que solamente colaboró con ellos", señaló Garotinho.

Dos Santos dijo que recibió 40.000 reales por proveer la información a los hombres, de acuerdo a Garotinho. El sospechoso dio los nombres a las autoridades y dijo que ambos eran de Rio, agregó el funcionario, quien señaló que la policía los busca.

Las declaraciones de dos Santos se produjeron luego que el juez Renato Barbosa dictaminase que la policía no tenía evidencias suficientes para detenerle, y él rechazó acusarlo de los homicidios.

Barbosa dijo que dos Santos deberá ser excarcelado porque la policía no presentó suficientes evidencias de que él empleó una barra de metal para asesinar a Todd Staheli, de 39 años, y su esposa, Michelle, de 36, el 30 de noviembre mientras ambos dormían.

Dos Santos trabajaba para un vecino de los Staheli.

La policía reconstruyó el viernes el asesinato, ocurrido en la residencia donde vivía el matrimonio, con la ayuda de dos Santos.

El jueves, el joven confesó haber asesinado a ambos, y muchos expresaron dudas acerca de la veracidad de sus declaraciones.

"Su versión puede ser verdad, puede ser verdadera a medias o puede ser una mentira", dijo Joao Mestieri, que ha sido contratado como abogado de los hijos de Staheli. "Tenemos que esperar algunas pruebas que la corroboren antes de saber lo que ocurrió".

Los agentes dijeron que dos Santos los llevó a donde se encontraba el arma utilizada para el doble homicidio, una palanca herrumbrosa, y les mostró las ropas que vestía en el momento del crimen, pero agregaron que esos objetos tendrían que ser sometidos a pruebas para determinar si presentaban trazas de sangre.

Dos Santos podría ser también vinculado a los asesinatos si su ADN es idéntico al de la piel hallada debajo de las uñas de Michelle Staheli, aunque el sospechoso afirma que no luchó con ninguna de las víctimas.

El sospechoso, que es negro, había afirmado originalmente que el móvil del crimen fue la venganza porque Staheli lo llamó ’’crioulo’’, que es uno de los peores insultos raciales en Brasil.

"No quería robar nada, fui a vengarme", dijo el joven negro en rueda de prensa convocada el jueves. "Primero le pegué (con la palanca) y luego me arrepentí de haberlo hecho. Iba a marcharme, pero ella me vio. Entonces le pegué a ella y volví a golpearlo a él".

Un vocero de la embajada estadounidense dijo que el FBI, que asistía en las investigaciones, no consideraba que el caso estuviese cerrado.

"Tenemos entendido que la investigación continúa todavía", dijo Wes Carrington por teléfono desde Brasilia. "El FBI continúa estudiando el caso".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores