Multitudinaria protesta sindical contra recortes de Schroeder

Es la primera vez que la poderosa central sindical DGB convoca a masivas protestas contra la llamada Agenda 2.010, un amplio abanico de medidas de reformas sociales, laborales y económicas impulsadas por el gobierno de centroizquierda.

03 de Abril de 2004 | 11:22 | DPA
BERLÍN.- Unas 500.000 personas protestaron hoy en las calles de Berlín y otras ciudades alemanas contra el desmantelamiento del estado de bienestar social y la política de recortes del gobierno del canciller Gerhard Schroeder.

La multitudinaria protesta había sido convocada por la poderosa central sindical única DGB, y contó con el apoyo de diversas organizaciones sociales y caritativas, así como de grupos pacifistas y antiglobalización.

Es la primera vez que la poderosa central sindical DGB convoca a masivas protestas contra la llamada Agenda 2.010, un amplio abanico de medidas de reformas sociales, laborales y económicas impulsadas por el gobierno de centroizquierda del socialdemócrata Schroeder, compuesto por socialdemócratas y ecologistas.

El centro de Berlín fue el escenario de la mayor de las tres manifestaciones realizadas hoy en el marco de una concertación sindical europea, en la que se concentraron 250.000 personas. En Stuttgart fueron 140.000 y en Colonia 100.000.

El presidente de la Confederación de Sindicatos de Alemania, Michael Sommer, catalogó la protesta de hoy de "una clara señal de advertencia a los poderosos". "Es hora de que los socialdemócratas hagan las cosas por las que fueron elegidos", dijo.

En un discurso que pronunció al término de la marcha en Berlín, Sommer exigió "poner fin a una política que perjudica a la gran masa de la población". "No aceptaremos que el peso de la crisis sea cargada sobre las espaldas de la gente", dijo Sommer, advirtiendo que de mantenerse la actual línea política de Schroeder, "no podrá haber un acuerdo entre el gobierno y los sindicatos".

En Stuttgart, Frank Bsirske, el líder del sindicato Verdi que agrupa a funcionarios y empleados públicos de todo el espectro de los servicios y los medios de comunicación, advirtió que "el viento neoliberal está soplando por todos los rincones del país" y convocó a "resistir al cambio del sistema" en la política social.

La creciente distancia entre sindicatos y los socialdemócratas del canciller Schroeder quedó marcada en el discurso del secretario general de los metalúrgicos, Juergen Peters, en Colonia. "Por más de un siglo, la socialdemocracia fue la defensora de los de abajo, pero ahora apoyan a que las grandes empresas ", dijo.

Según Peters, los sindicatos "son conscientes de la necesidad de impulsar reformas, pero no las que nos retrotraen al capitalismo salvaje del siglo XIX".

De acuerdo con las últimas encuestas, la gran mayoría de la población alemana, 73 por ciento, considera que las reformas son injustas en lo social. Sólo el 20 por ciento acepta que el profundo cambio en el sistema social es "equilibrado".
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores