Fuerzas de EE.UU. reconquistan ciudad iraquí de Kut

Tropas estadounidenses penetraron en Kut y desalojaron a los miembros de la milicia al Mahdi del líder religioso Muqtada al-Sadr, que habían ocupado la ciudad esta semana. No obstante, la milicia todavía controla la ciudad de Kufa y el centro de Nayaf.

09 de Abril de 2004 | 18:34 | AP
BAGDAD.— Las fuerzas de Estados Unidos reconquistaron una ciudad meridional capturada esta semana por una milicia chiíta rebelde, y un alto al fuego declarado por los militares estadounidenses en la ciudad de Faluya fue roto por disparos.

En una plaza de Bagdad donde hace un año fue derribada una estatua de Saddam Hussein, los soldados quitaron un nuevo icono perturbador: imágenes del clérigo chiíta cuyos seguidores se han levantado contra las fuerzas de la coalición en el sur del país.

En el área más occidental de esta ciudad, los insurgentes atacaron una caravana de vehículos que trasladaba combustible, matando a un soldado estadounidense y al conductor iraquí, de acuerdo con los militares.

Un corresponsal de la cadena de televisión árabe Al-Yazira dijo que la caravana llevaba combustible cerca de Al-Amiriya. Indicó además que murieron por lo menos nueve personas en el ataque.

Otro soldado falleció en un ataque con bombas y armas de bajo calibre en el Campamento Cook, la base de las operaciones norteamericanas en el norte de Bagdad, dijeron los militares.

Además, tres infantes de la Marina estadounidense fallecieron el jueves, informaron el viernes los militares; y otro vehículo fue atacado en el área norte de Bagdad en la noche y se incendiaba.

Así, la cantidad de soldados fallecidos en Irak esta semana ascendió a 45. En los enfrentamientos también han muerto más de 460 iraquíes, y de ellos, una cifra superior a los 280 en Faluyá, expresó un funcionario de los servicios de salud.

Al menos 646 soldados estadounidenses fallecieron en Irak desde que comenzó la guerra en marzo del 2003.

El operativo para recapturar Kut representó la principal incursión en el sur, donde los militares estadounidenses entregaron hace algunos meses las tareas de seguridad a sus aliados, que han luchado para derrocar a los partidarios de al-Sadr.

El principal administrador estadounidense de Irak, L. Paul Bremer, dijo que el alto al fuego tenía como objetivo reanudar las negociaciones con las autoridades municipales, permitir la entrada de la ayuda humanitaria a la ciudad y sepultar los cadáveres ocasionados por cinco días de cruentos combates.

La violencia que se intensificó y expandió por distintos puntos de Irak esta semana ha creado cierta cooperación entre personas que se oponen a la ocupación estadounidense y pertenecen a las comunidades sunita y chiíta, enfrentadas durante décadas.

Faluyá, símbolo de la resistencia

Los vecinos de Faluyá sepultaron el viernes a sus muertos en un estadio de fútbol mientras cientos de ancianos, mujeres y niños hacían filas para tratar de ser evacuados durante una tregua.

Los fuertes enfrentamientos, en los que fueron dañadas mezquitas y edificios, han convertido a la ciudad de 200.000 habitantes en un símbolo de la resistencia y ha separado al Consejo de Gobierno y las autoridades de Estados Unidos que eligieron a sus miembros.

El portavoz de la coalición, Dan Senor, dijo que las autoridades estadounidenses han aceptado un alto del fuego a solicitud del consejo para que puedan realizarse conversaciones.

Sin embargo, el brigadier general Mark Kimmitt aclaró que el diálogo no significaba una negociación, sugiriendo que los militares no efectuarán concesiones.

El miembro chiíta del consejo de gobierno Abdul-Karim Mahoud l-Mohammedawi visitó la oficina de al-Sadr en Najaf y anunció que dejaba de integrar el congreso hasta que "pare el derramamiento de sangre en todo Irak".

Otro miembro, Ghazi al-Yawer, manifestó que renunciará si fracasan las conservaciones lanzadas el viernes.

Una de las voces más firmes del Consejo de Gobierno nombrado por Estados Unidos, Adnan Pachachi, condenó el asedio a Faluyá por considerarlo "inaceptable e ilegal", indicio de la indignación iraquí ante esa operación, que para algunos se ha convertido en símbolo de la resistencia a la ocupación.

Los infantes de Marina suspendieron las operaciones ofensivas al mediodía, pero apenas 90 minutos después, el teniente coronel Brennan Byrne, comandante de un regimiento de esta fuerza militar, dijo que había recibido permiso para reanudarlas.

A ese anuncio siguieron varias horas de tiroteos esporádicos en Faluyá.

Entretanto, en el sur, las tropas estadounidenses penetraron en Kut y desalojaron a los miembros de la milicia al Mahdi del líder religioso Muqtada al-Sadr, que habían ocupado la ciudad esta semana.

No obstante, la milicia todavía controla la ciudad de Kufa y el centro de Nayaf, y el ejército estadounidense anunció el miércoles una operación en gran escala para reconquistar esas plazas.

Pero cientos de millares de peregrinos circulan por las calles y caminos del sur de Irak, particularmente en la región de Karbala, para observar este fin de semana las ceremonias chiítas de Arbaín, la festividad con que se celebra el final del período de duelo por el martirio de un santo chiíta del siglo VII.

Al-Sadr instó el viernes a las fuerzas estadounidenses a salir de Irak, con el argumento de que enfrentan ahora "una revuelta civil".

"Dirijo mis palabras a mi enemigo (el presidente estadounidense George W. Bush), y le digo que si su excusa era que luchaba contra Saddam, eso pertenece ya al pasado y ahora su lucha es contra todo el pueblo iraquí", dijo al-Sadr en un sermón leído por uno de sus lugartenientes en el santuario del Imán Alí en Nayaf.

Entretanto, los militantes mantenían en su poder a por lo menos seis rehenes extranjeros, entre ellos tres japoneses, en lugares desconocidos del país.

El primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, prometió no retirar a los 530 soldados de esa nacionalidad emplazados en el sur del país pese a las amenazas formuladas contra sus tres compatriotas, cuyos captores han amenazado con quemarlos si las fuerzas japonesas no son retiradas de Irak.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores