Papa cierra Semana Santa invocando a la Virgen María

El Pontífice rezó hoy el Regina Coeli desde un ventanal de la Plaza San Pedro.

12 de Abril de 2004 | 08:27 | EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa cerró hoy los actos de la Semana Santa con el rezo del Regina Coeli, durante el cual invocó a la Virgen María como "guía" para los creyentes y pidió que sea "apoyo en los momentos de tentación y duda".

El Regina Coeli sustituye al Angelus en este período litúrgico y durante el de hoy a mediodía, desde un ventanal en la plaza de San Pedro, Juan Pablo II reflexionó acerca del papel de la Virgen como elemento de respaldo para los cristianos.

Con ese rezo "la Iglesia se une a los que viven de cerca la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús".

El Pontífice confío a la madre de Cristo "las preocupaciones por los temores de todo el mundo" y añadió que ella "proporciona la serenidad interior que ningún miedo puede alterar".

El Papa dejó de leer algunos párrafos del texto que tenía preparado, lo que redujo la duración habitual del encuentro de los días festivos con los fieles, a los que deseo una feliz Pascua en una mañana gris y un cielo cubierto sobre Roma.

Con este rezo del Regina Coeli Juan Pablo II ha terminado las ceremonias propias de los días de Semana Santa, en las que ha participado desde el jueves pasado.

Ese día, Jueves Santo para los católicos, el Pontífice presidió dos misas y la ceremonia del lavado de los pies, mientras al día siguiente llevó a cabo confesiones, asistió a una nueva misa en San Pedro y acudió al Coliseo romano para el tradicional "Via Crucis".

El Sábado de Gloria estuvo presente en la larga Vigilia y ayer, domingo de resurrección, celebró misa por la mañana antes de dar al mediodía la bendición "urbi et orbi".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores