Río de Janeiro pide cuatro mil soldados para vigilar favelas

La gobernadora de la capital carioca, Rosinha Matheus explicó que la idea de los efectivos es para "cooperación y no una intervención" en la lucha contra el narcotráfico que ya ha dejado, en los últimos días, más de 10 muertos.

13 de Abril de 2004 | 17:51 | El Mercurio de Internet/ Agencias
RIO DE JANEIRO.- Tras cinco días de una cruenta guerra entre facciones de narcotraficantes, la gobernadora de Río de Janeiro, Rosinha Matheus anunció hoy la petición de 4.000 soldados especializados para el combate al crimen organizado.

Matheus, que pertenece al centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), restó importancia a la guerra de cuadrillas que se está trabando en la favela de la Rocinha, la mayor de Sudamérica, enclavada entre los elegantes barrios de Ipanema, Leblon y Barra de Tijuca, que ya costó diez vidas y en la que están envueltos más de 200 "soldados" del narcotráfico y unos 1.500 policías.

Lo que pido "es una cooperación y no una intervención", precisó la gobernadora en una entrevista que concedió a la radio CBN, en la cual atribuyó el auge de la violencia en Río al gobierno federal y a "omisiones" del alcalde carioca César Maia.

"Fue el gobierno federal que quiso retirar al ejército, alegando que ése (la lucha contra el narcotráfico) no era el papel de los militares", recordó la gobernadora que destacó asimismo que Brasilia no entregó hasta ahora más que 19 millones de reales (poco más de seis millones de dólares) del total prometido equivalente a casi 14 millones de dólares.

La gobernadora recordó que las armas de los delincuentes "no son fabricadas en Río; entran por la frontera, que es de responsabilidad federal. Por otra parte, el crecimiento de las favelas es de responsabilidad del municipio".

Para la gobernadora de Río, dicha guerra que está conmoviendo a la ciudad es "un hecho aislado" que no da motivo para la repercusión que está teniendo en la cobertura periodística, a la cual calificó como "un carnaval".

En tanto, el secretario de Seguridad del Estado de Río de Janeiro, Antonhy Garotinho, esposo de la gobernadora, explicó que las tropas serán utilizadas para cumplir labores policiales en zonas adyacentes a las favelas más peligrosas de la ciudad.

El funcionario aclaró que la movilización de soldados es una medida temporal mientras la autoridad regional termina el proceso de selección y entrenamiento de nuevos policías.

"El apoyo no se rechaza, pero las Fuerzas Armadas tienen otras atribuciones", dijo Garotinho sobre una oferta previa del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva de enviar tropas bajo control federal para ayudar a contener un reciente brote de violencia asociada al tráfico de drogas.

"La osadía del narcotráfico tiene su origen en la cantidad y calidad de armas que son de uso restringido", indicó al explicar el poder de fuego demostrado por bandas de delincuentes que aterrorizan barriadas pobres de la ciudad.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores