Secuestradores aéreos cubanos reciben más de 20 años de cárcel

Los cubanos amenazaron a los pilotos de un DC-3 para que los llevará a Cayo Hueso, en Florida. De los 37 ocupantes del avión, 14 se quedaron en EE.UU., el resto volvió a la isla.

21 de Abril de 2004 | 20:42 | Reuters
MIAMI.- Un juez estadounidense sentenció el miércoles a seis cubanos a 20 años y más de cárcel por el secuestro el año pasado de un avión en la isla caribeña.

Los cubanos fueron acusados en diciembre de piratería aérea por haber secuestrado el 19 de marzo del 2003 un avión bimotor de hélice DC-3 de la empresa Aerotaxi -fabricado en la década de 1940- después de que despegó de la Isla de la Juventud, en Cuba.

Los secuestradores obligaron posteriormente a la tripulación de la aeronave a volar hacia Cayo Hueso, en el extremo sur del estado norteamericano de Florida. Este fue el primer caso de una serie de secuestros ocurridos en Cuba el año pasado.

El juez federal de distrito James Lawrence King sentenció a Alexis Norneilla Morales, quien dirigió el secuestro, y a su hermano, Maikel Guerra Morales, a 24 años y cuatro meses de privación de libertad.

Los otros cuatro: Eduardo Javier Mejía Morales, Yainer Olivares Samón, Neudis Infantes Hernández y Alvenis Arias Izquierdo, fueron sentenciados a 20 años de cárcel cada uno. Esta es la sentencia mínima obligatoria para casos de piratería aérea y todos podrían haber recibido cadena perpetua.

En el juicio, celebrado en Cayo Hueso, la fiscalía informó que los seis hombres obligaron a punta de cuchillo a la tripulación del DC-3 a volar hacia Estados Unidos, lo que puso en peligro la vida de todos los que viajaban a bordo del vetusto avión.

Los abogados defensores expresaron que el secuestro había sido un vuelo hacia la libertad para escapar del gobierno comunista del presidente de Cuba, Fidel Castro, y, además, señalaron que la tripulación había cooperado voluntariamente con ellos.

De las 37 personas a bordo, 14 expresaron su deseo de permanecer en Estados Unidos cuando el avión aterrizó. Sin embargo, la tripulación regresó a Cuba.

Decenas de miles de cubanos han tratado de cruzar los 145 kilómetros que separan a Cuba del estado de Florida desde que Castro llegó al poder hace 45 años.

Los cubanos que llegan a las costas de Estados Unidos suelen ser recibidos como héroes por la comunidad cubana de exiliados.

Asimismo, los recién llegados reciben un tratamiento especial en Estados Unidos, debido a la Ley de Ajuste Cubano que los favorece y ampara. Sin embargo, el gobierno estadounidense encausa a los secuestradores o a los que ayuden a cubanos a ingresar en el país de forma ilegal y a cambio de dinero.

"Si alguien se involucra en actos violentos para entrar en Estados Unidos, será procesado y responsabilizado por sus acciones", dijo el fiscal federal Marcos Daniel Jiménez en un comunicado. "Nuestra leyes no tolerarán este tipo de comportamiento ni tampoco nuestra comunidad".

Dos semanas después del secuestro del DC-3, otro cubano secuestró un avión de la Isla de la Juventud y obligó a la tripulación a volar hacia Florida. Fue sentenciado también a 20 años de cárcel.

Secuestradores armados también obligaron a un transbordador cubano, con 50 personas a bordo, a poner proa hacia Florida, pero la embarcación regresó a la isla y los tres individuos fueron ejecutados en Cuba apenas una semana después.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores