Mueren un militar y un campesino en enfrentamiento a bala

Por lo menos ocho uniformados y dos civiles más sufrieron heridas de bala en el episodio.

01 de Junio de 2004 | 20:42 | Dpa
LA PAZ.- Un oficial del Ejército y un campesino murieron hoy en Bolivia a balazos cuando militares y policías enfrentaban a manifestantes que bloqueaban una vía en el departamento oriental de Beni, informaron medios periodísticos de La Paz.

Por lo menos ocho uniformados y dos civiles más sufrieron heridas de bala en el episodio, al que el ministro de Defensa, general en retiro Gonzalo Arredondo, definió como "una emboscada de elementos delincuentes" contra las Fuerzas Armadas.

El viceministro de Régimen Interior, Saúl Lara, indicó que el subteniente Saúl Coronado recibió un balazo en el abdomen que le costó la vida, mientras que por lo menos siete miembros más del Ejército y un policía también presentan impacto de calibre 22 y de escopeta.

Aunque Lara en principio dijo que no había heridos entre los civiles, la red de radioemisoras Erbol precisó posteriormente que un campesino también falleció y que hay otros baleados.

Se trata de los primeros muertos en incidentes de ese tipo desde que en octubre pasado asumió la presidencia Carlos Mesa tras la insurrección popular que, en medio de 56 fallecidos, derivó en la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Los campesinos, que ejecutaban los bloqueos en la zona de San Pablo, buscaban presionar el cambio del prefecto (representante del gobierno central) de Beni, Edwin Rivero, quien, según el dirigente sindical Antonio Hurtado, fue el que ’’con abuso y prepotencia’’ ordenó hoy recurrir a la represión. Hurtado aseguró que los militares fueron los primeros en usar armas de fuego.

El accionar de los labriegos había cortado el tránsito entre Beni y Santa Cruz, con lo que se corría el riesgo de que el primer departamento quedara desabastecido, lo que obligó a militares y policías a intervenir, según dijo Lara a Erbol.

Una comisión compuesta por Lara, el viceministro de Coordinación Gubernamental, Carlos Agreda, y el comandante de la Policía, general Jairo Sanabria, se trasladó a la zona para ponerse al frente de la situación.

Según Hurtado, secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental de Beni, los hechos se desataron cuando los policías, al sentirse sobrepasados por los manifestantes, pidieron ayuda del Ejército, cuyos miembros supuestamente actuaron con una fuerza desproporcionada.

’’Los compañeros bloqueadores están siendo perseguidos en el monte. Los que están siendo agarrados están siendo torturados, no dejan evacuar a los heridos’’, relató el dirigente a Erbol.

’’Pedimos que renuncie este verdugo y opresor (Rivero). Que se vaya. Es una persona del anterior régimen que ha sido derrocado (el de Sánchez de Lozada), pero esta persona sigue sustentando el poder’’, añadió.

Los sucesos del departamento selvático no tienen la misma motivación de las protestas casi cotidianas que impulsan en diferentes puntos del país la Central Obrera Boliviana y otras organizaciones sindicales y políticas de izquierda.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores