ELN propone cese al fuego bilateral en Colombia

El líder del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Francisco Galán, efectuó su propuesta en el Congreso, en la primera vez que el gobierno de Álvaro Uribe autorizó la salida de prisión de un jefe guerrillero en una misión de paz.

04 de Junio de 2004 | 18:23 | Reuters
BOGOTÁ.- La segunda fuerza rebelde de Colombia propuso el viernes un cese al fuego bilateral y temporal, amnistía para los presos políticos y otras medidas que podrían abrir paso a una negociación de paz, que sería la primera de la guerrilla con el gobierno del presidente Álvaro Uribe.

La propuesta la hizo el líder del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Francisco Galán, quien fue trasladado desde una cárcel a la capital colombiana para reunirse con el embajador de México y otros funcionarios, en un intento por establecer un diálogo de paz.

"Dentro de este espíritu el Ejército de Liberación Nacional propone trabajar por un acuerdo humanitario donde además de acordar con el gobierno de Colombia la limitación sobre el uso de las minas y artefactos explosivos, también se logre una amnistía general para los presos políticos y prisioneros de guerra y un cese al fuego bilateral y temporal", dijo Galán.

"Acuerdos que en su conjunto puedan abrirle paso a la tan anhelada solución política que todos los colombianos soñamos", agregó el líder rebelde, quien habló en el Congreso, después de que se entrevistó en privado con el embajador de México en Colombia, Mario Chacón, con el vicepresidente colombiano Francisco Santos y otros funcionarios.

Fue la primera vez que el gobierno de Uribe autorizó la salida de prisión de un jefe guerrillero en una misión de paz y la primera en que un líder rebelde encarcelado acudió al Congreso para participar en un foro.

Galán, quien vestía una camisa negra y lucía una abundante barba, salió con autorización del gobierno y en medio de un fuerte dispositivo de seguridad de la cárcel de Itaguí, en las afueras de la ciudad de Medellín, y fue trasladado en un helicóptero hasta el aeropuerto de Bogotá.

De inmediato no se conoció una respuesta del gobierno de Uribe a la propuesta del ELN, pero en el pasado el mandatario descartó la posibilidad de declarar un cese al fuego con el argumento que eso desmoralizaría a las Fuerzas Armadas a las que ordenó derrotar a los rebeldes.

Calma y fervor

"Yo pido calma pero reclamo fervor para que nos sumemos en una sola voz en la búsqueda de una solución política del conflicto que vivimos los colombianos", afirmó Galán quien dijo que el ELN comenzó a explorar las posibilidades de diálogo con el gobierno y la facilitación de México.

El encuentro privado con el embajador de México se produjo después de que el gobierno del presidente Vicente Fox ofreció su apoyo para un acercamiento de paz entre el ELN y el gobierno de Uribe, para tratar de poner fin a un conflicto interno de cuatro décadas que deja miles de muertos al año.

Galán, quien fue capturado por el ejército de Colombia en diciembre de 1992 y paga una condena de más de 20 años, participó en la sede del Congreso en un foro sobre minas antipersonales y acuerdos humanitarios.

El ELN es la segunda fuerza rebelde de Colombia, cuenta con unos 5.000 combatientes y frecuentemente ataca la infraestructura petrolera y energética del país de más de 40 millones de habitantes.

Esa guerrilla realizó varios secuestros masivos en la década de 1990 como el de 160 feligreses de una iglesia católica en la ciudad de Cali y los 40 ocupantes de un avión cuya tripulación fue obligada a aterrizar la aeronave cerca a una ciénaga.

De iniciarse una negociación con el ELN, representaría un cambio de posición de esa guerrilla, que recientemente descartó esa posibilidad al calificar a Uribe de "guerrerista".

Uribe, un abogado de 51 años próximo a cumplir dos años en la presidencia de Colombia, impulsa una agresiva campaña militar para derrotar a la guerrilla y a los paramilitares, en medio de la cual aumentó el gasto bélico y el número de efectivos de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, el mandatario anunció el fin de semana en México que estaba dispuesto a iniciar una negociación de paz con el ELN si esa guerrilla, conformada en sus comienzos por sacerdotes católicos radicales, declara un cese de hostilidades y acepta un garante internacional.

El gobierno de Uribe mantiene una negociación de paz con los escuadrones paramilitares de ultraderecha que combaten a la guerrilla y con la que se espera desmovilizar a unos 20.000 combatientes antes de que termine el 2005.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores