Egipto pierde anualmente US$ 470 millones por contaminación del Nilo

Casi 18 millones de toneladas de residuos orgánicos e industriales, tratados y no tratados y procedentes de hoteles, hospitales y los sistemas de alcantarillado son desechados en la parte egipcia del cauce fluvial.

07 de Junio de 2004 | 10:18 | EFE
EL CAIRO.- Egipto pierde al año 470 millones de dólares por la contaminación del Nilo, el río mas largo del mundo y donde los desechos que allí van a parar en su tramo egipcio causan, además, un perjuicio ecológico de consecuencias imprevisibles.

Las pérdidas equivalen al seis por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de un país conocido en la antigüedad por ser "el milagro del Nilo", según el ministro de Recursos Hídricos, Mahmud Abuzaid, que se remitió a informes del Ministerio del Medio Ambiente.

De acuerdo con esos estudios, casi 18 millones de toneladas de residuos orgánicos e industriales, tratados y no tratados y procedentes de hoteles, hospitales y los sistemas de alcantarillado son desechados en la parte egipcia del cauce fluvial.

A esa contaminación se suma la provocada por la falta de sistemas de drenaje en las aldeas rurales, cuyas aguas residuales y las dedicadas al regadío regresan a través de canales al cauce fluvial contaminadas de materias orgánicas, fertilizantes y pesticidas.

Las mujeres que a diario descienden a las orillas para lavar ropa, arpilleras y utensilios de cocina, y los agricultores y ganaderos que tiran cadáveres de vacas, burros y otros animales domésticos al río, ayudan a ensombrecer el panorama.

El caso de los hoteles flotantes anclados en las riberas del río entre Asuan y Luxor, en el sur del Egipto y junto a El Cairo los principales atractivos turísticos del país, es aún más grave.

El jefe de la Dirección de Inspección del Medio Ambiente, Atef Yacoub, reveló que sus inspectores descubrieron en sus últimas campañas que 41 de esos hoteles no usaban sus plantas de tratamiento de aguas residuales, que iban directamente al lecho fluvial.

En el sector industrial, hasta 467 fábricas fueron registradas el año pasado por infringir la Ley del Medio Ambiente por lanzar sus desperdicios al Nilo.

A los infractores se les otorga un plazo de 60 días para regularizar su situación o se les impone multas de entre solo 1.000 y 20.000 libras egipcias (de 150 a 3.100 dólares).

Expertos locales han exhortado a las autoridades a endurecer las sanciones a fin de proteger un cauce que para Egipto representa el 95 por ciento de sus recursos hidráulicos; excepto el delta y el valle del río, el resto del país es un inmenso desierto.
En un intento de poner fin a la crítica situación, Abuzaid anunció un ambicioso plan nacional con un coste de 10.000 millones de libras egipcias (1.575 millones de dólares).

El ministro del Medio Ambiente subrayó, no obstante, que sin la participación masiva de los egipcios no se logrará nada, por lo que anunció un programa para concienciar a la población sobre la necesidad de preservar la limpieza del Nilo.

La iniciativa será lanzada en todas las localidades ribereñas para dar a conocer a sus habitantes la importancia vital que representa para Egipto el río, y los serios riesgos que reviste su contaminación para la salud, la agricultura y el medio ambiente.

La gravedad de la situación denunciada viene por último a confirmar el testimonio de dos aventureros estadounidenses que este año concluyeron la odisea de recorrer, a golpe de remo, el Nilo desde su nacimiento hasta su desembocadura, toda una primicia.

En la rueda de prensa que ofrecieron en esta capital para dar a conocer su aventura, Pasquale Scaturro y Gordon Brown revelaron que habían descubierto "tres Nilos en uno sólo. En Etiopía es un río sagrado, ni lo tocan. En Sudán, es algo menos sagrado, lo frecuentan un poco más. Y en Egipto, !Dios mío!, lo utilizan para todo".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores