Polémica por acusación de pago en rescate por italianos secuestrados

Representante de una ONG afirmó que se pagaron 9 millones de dólares, aunque ignora quién.

11 de Junio de 2004 | 09:00 |
ROMA.- La liberación de los tres italianos que estaban en manos de guerrilleros iraquíes ha traído consigo una polémica después de que el líder de una prestigiosa ONG haya denunciado que se ha pagado un rescate de nueve millones de dólares.

Gino Strada es uno de los cooperantes italianos más conocidos al frente de Emergency y goza de predicamento y popularidad en los medios, a los que ha recurrido ahora para asegurar que alguien ha pagado dinero, lo que contrasta con la versión oficial de que hubo una operación de comando de estadounidenses y polacos para conseguir la liberación, el martes pasado.

En una entrevista que hoy publica el diario "La Repubblica", Strada dice que esa acción militar fue "fingida" y da nombres de intermediarios iraquíes, vinculados a negocios de contrabando, que han negociado la liberación de los tres rehenes, aunque ignora quién ha puesto el dinero.

El cooperante ha afirmado que existen testigos de la entrega pacífica de los tres italianos Salvatore Stefio, Umberto Cupertino y Maurizio Agliana y del empresario polaco también liberado, Jerzy Kos.

Los testigos aseguran haber visto como los militares americanos entraban en una casa sin forzar la puerta y salían con los cuatro liberados a los que introdujeron en un coche.

"Es poco probable la existencia de una operación militar en la que no se dispara ni un sólo tiro, a esto yo lo llamo ir a recoger aquello por lo que se ha pagado", señaló Strada.

El primer ministro, Silvio Berlusconi, declaró el pasado día 8 que la prisión donde estaban retenidos los cuatro rehenes había sido localizada la noche anterior y que a la mañana siguiente, una vez visto que los carceleros eran pocos y se podía evitar el derramamiento de sangre, se decidió la operación, que duró una hora y media.

Gino Strada estuvo en mayo pasado en Bagdad durante tres semanas para intentar que los rehenes fueran liberados y ha declarado que conoció la "liberación inminente" de los tres italianos el 5 de junio, tres días antes de hacerse oficial, tras recibir una llamada del Iman de Falluja, uno de sus contactos.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Gianfranco Fini ha asegurado hoy en declaraciones a medios italianos que la liberación fue producto de una operación militar, y que "no existió ninguna negociación".

"Hubo canales de diálogo abiertos no con los secuestradores sino con ambientes religiosos iraquíes, dispuestos a colaborar para garantizar la liberación", ha dicho Fini, quien ha pedido a Gino Strada que aporte pruebas de su afirmación.

Desde la oposición, el dirigente de Demócratas de Izquierda Pietro Folena ha reclamado que el Gobierno comparezca en el Parlamento para dar explicaciones porque "cuanto más tiempo pasa el misterio se hace más tupido".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores