Milicianos invaden e incendian comisaría policial en Irak

El ataque deja al descubierto la precaria situación de seguridad que enfrenta el nuevo gobierno interino iraquí que asumirá el poder el 30 de junio próximo.

11 de Junio de 2004 | 17:44 | AP
YUSUFIYAH.— Hombres armados invadieron el viernes una comisaría policial ubicada al sur de Bagdad y luego la incendiaron, en el cuarto ataque de este tipo contra instalaciones de seguridad iraquíes en menos de una semana.

Los atacantes llegaron en siete vehículos a la comisaría de esta población del río Eufrates situada a 20 kilómetros al sur de Bagdad, rodearon el edificio y lo atacaron a disparos y con granadas propulsadas con cohetes, dijo el teniente policial Sattar Abdul-Reda.

Luego del ataque, los policías huyeron por una puerta lateral, los atacantes ingresaron al edificio y lo incendiaron, relató Abdul-Reda.

Explicó que la policía pidió ayuda a los militares estadounidenses, pero los soldados llegaron cinco horas después de que había comenzado el ataque.

Los hechos ponen al descubierto la precaria situación de seguridad que enfrenta el nuevo gobierno interino iraquí que asumirá el poder cuando se lo entregue la administración de la ocupación, el 30 de junio.

Mientras se acerca la fecha de la transferencia de la soberanía, los insurgentes han incrementado sus ataques contra edificios e infraestructuras de seguridad para socavar la confianza de la población en el nuevo gobierno.

El 5 de junio, hombres armados incendiaron una comisaría de Musayyib después de matar a siete policías.

Al día siguiente, hicieron lo propio con otra estación policial del distrito chiíta de Bagdad denominado Ciudad Sadr, tras ordenarle a los agentes de seguridad que abandonaran el lugar.

El jueves, insurgentes leales al clérigo radical chiíta Muqtada al-Sadr saquearon una comisaría en la ciudad santa de Nayaf, después de un enfrentamiento armado de 10 horas en que el que se negó a intervenir el ejército estadounidense.

A medida que se aproxima la transferencia del poder, los norteamericanos esperan entregarle más responsabilidades de la seguridad a los iraquíes para bajar el perfil militar de Estados Unidos y reducir la cantidad de víctimas estadounidenses antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Los militares estadounidenses dijeron el viernes que un soldado falleció debido a las heridas que sufrió en una emboscada en el este de Bagdad dos días antes.

Más de 820 efectivos norteamericanos han muerto desde que comenzó el conflicto en Irak, en marzo del 2003.

Las autoridades estadounidenses también esperan que el gobierno interino de Irak consiga un amplio respaldo de los 25 millones de iraquíes y terminen con la insurgencia liderada por los sunitas y el levantamiento chiíta lanzado a comienzos de abril por los seguidores del clérigo radical al-Sadr.

En un sermón pronunciado el viernes, el doctor Mohammed Bashar al-Faidhi, vocero de la Asociación sunita de Académicos Musulmanes denunció una resolución de las Naciones Unidas por permitir la presencia de las fuerzas de Estados Unidos y otros países.

"No podemos confiar en las fuerzas de ocupación después de todas sus mentiras", dijo al-Faidhi. "No podemos imaginar que el pueblo reciba libertad y soberanía con la presencia de 150.000 soldados estacionados en su territorio. No podemos esperar que ningún proceso político bajo el dominio de la ocupación, ya sea el Consejo de Gobierno o el gobierno interino, pueda tener éxito".

Al-Faidhi agregó que la presencia de Estados Unidos en Irak "es rechazada completamente por todos los iraquíes".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores