FARC asesinan a 34 campesinos en Colombia

Las víctimas fueron fusiladas luego de ser acusadas de recolectar hoja de coca para las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

15 de Junio de 2004 | 19:58 | REUTERS
BOGOTA.- Al menos 34 campesinos colombianos recolectores de hoja de coca fueron asesinados por guerrilleros izquierdistas en una zona selvática, fronteriza con Venezuela, en la peor matanza en la historia reciente de este país azotado por un conflicto de 40 años, informó el martes la policía.

La masacre, atribuida a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ocurrió cerca del caserío de La Gabarra, en jurisdicción del municipio de Tibú, 460 kilómetros al nordeste de Bogotá.

El gobernador encargado del departamento de Norte de Santander, Andrés Hoyos, dijo que 18 de los cadáveres fueron llevados a La Gabarra.

"Las versiones que tenemos de los sobrevivientes indican que fueron fusilados por un grupo armado al margen de la ley, que corresponde a las FARC", declaró el funcionario en una entrevista telefónica.

Fuentes de la policía precisaron que los campesinos fueron fusilados por las FARC, que los acusó de recolectar hoja de coca, materia prima de la cocaína, para las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En la región del Catatumbo, una región selvática y montañosa en donde se cometió la matanza, guerrilleros y paramilitares sostienen una disputa militar desde hace varios años por hacerse al control del área, estratégica para el cultivo de la hoja de coca y el procesamiento de la cocaína.

Las FARC y los escuadrones paramilitares, considerados por el gobierno de Estados Unidos organizaciones terroristas, obtienen del narcotráfico ingresos millonarios para financiar sus ejércitos irregulares, que combaten en medio de un conflicto interno de cuatro décadas y que dejó 35.000 muertos en los últimos dos lustros.

"Las víctimas eran raspachines (recolectores de hoja de coca). Es parte de la disputa entre las FARC y los paramilitares por los territorios para el cultivo de la hoja de coca", precisó Hoyos.

Se trata de la peor matanza de civiles que se registra en Colombia desde que el Presidente Álvaro Uribe asumió el poder en agosto de 2002.

Uribe, un abogado de 51 años, impulsa una agresiva campaña militar que incluye el aumento del gasto bélico y del número de efectivos de las Fuerzas Armadas, en su propósito de derrotar a la guerrilla y a los escuadrones paramilitares.

Esa estrategia permitió al gobierno reducir los secuestros, los asesinatos, las masacres, los ataques de la guerrilla a pueblos, cuarteles militares y la infraestructura energética, petrolera, vial y de comunicaciones del país.

También obligó a los combatientes de la guerrilla a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas.

De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Defensa, entre enero y mayo de este año ocurrieron 26 matanzas en las que murieron 118 personas, una reducción considerable frente a las 250 que se produjeron en los primeros cinco meses de 2003, que dejaron 250 muertos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores