EE.UU: Tribunal Supremo ratifica condenas a muerte de más de 100 reos

Los sentenciados, de distintos estados, habían presentado apelaciones a la sentencia apoyándose en un dictamen de esa corte que señaló que sólo los jurados, y no los jueces, pueden aplicar el máximo castigo.

24 de Junio de 2004 | 18:20 | EFE
WASHINGTON.- El Tribunal Supremo de EE.UU. rechazó hoy una apelación de más de cien condenados a muerte que recurrieron su sentencia basados en un dictamen de esa corte que señaló que sólo los jurados, y no los jueces, pueden aplicar el máximo castigo.

Fuentes judiciales dijeron que la decisión significa que se mantendrán sin cambios las fechas previstas para las ejecuciones de esos reos.

El fallo del Supremo, por cinco votos a cuatro, fue emitido dos años después de que el Tribunal señalara que en un juicio con jurado sólo los miembros de ese jurado pueden determinar si se puede aplicar la pena de muerte al convicto.

Más de un centenar de condenados a muerte por jueces en los estados de Arizona, Montana, Idaho, Nebraska y Colorado, habían presentado apelaciones a la sentencia apoyándose en el precedente de esa decisión.

Pero la negativa del Supremo, sobre la base de que no podía tomar decisiones de manera retroactiva, quedó ratificada hoy en el caso de Warren Wesley Summerlin, sentenciado a la pena capital hace más de 20 años por un juez.

El tribunal anuló una revocatoria de sentencia emitida por un juez de San Francisco y ratificó la condena a muerte emitida por un juez de Arizona.

Summerlin fue acusado y condenado a muerte por la violación y el asesinato de una cobradora que llegó hasta su casa en 1981 a buscar el pago de una deuda por la compra de un piano.

La decisión fue de inmediato criticada por la oficina en EEUU de Amnistía Internacional que mantiene una posición crítica sobre la pena de muerte en EE.UU.

"Hoy el Tribunal Supremo ha puesto un nuevo obstáculo a la protección constitucional", dijo William Schulz, director ejecutivo de AI en Estados Unidos.

"Este es otro ejemplo atroz de la naturaleza caprichosa y arbitraria de la pena de muerte en EE.UU. y una nueva prueba de por qué se le debe abolir", añadió.

El Tribunal Supremo restableció la pena de muerte en 1976 y desde entonces han sido ejecutados 915 convictos, alrededor de un tercio de ellos en el estado de Texas.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores