Congo y Ruanda evitan una nueva guerra

Los mandatarios de ambas naciones respetarán el acuerdo de paz de 2002.

25 de Junio de 2004 | 14:42 | EFE
ABUYA, Nigeria.- El Presidente congoleño, Joseph Kabila, y su homologo ruandés, Paul Kagame, lograron hoy evitar una nueva guerra entre sus países al comprometerse a respetar el acuerdo de paz que rubricaron en 2002 y que puso oficialmente fin al conflicto que los había enfrentado desde 1998.

Ese conflicto, que se desarrolló en territorio de la República Democrática del Congo (RDC), involucró a los Ejércitos regulares de seis países africanos y causó más de 3,5 millones de muertos, la mayoría civiles.

El comunicado final de una reunión que los dos jefes de Estado sostuvieron en el salón presidencial del aeropuerto de Abuya, la capital federal de Nigeria, dice que "los presidentes Kabila y Kagame se comprometieron nuevamente a la aplicación del Acuerdo de Pretoria (Sudáfrica) y a reactivar el acuerdo de verificación conjunta" del armisticio.

La crisis comenzó cuando la RDC desplegó la semana pasada más de 10.000 soldados en la frontera común con Ruanda después de que Kabila acusara al Gobierno ruandés de respaldar y pertrechar a militares renegados que capturaron a principios de mes la ciudad oriental congolesa de Bukavu, capital de la provincia Kivu Sur.

Ruanda rechazó tajantemente las aseveraciones de Kabila y cerró su frontera común, según dijo, "hasta que la crisis se solucione", al tiempo que advertía que consideraba "hostil" la movilización congoleña y se defendería si era atacada.

Tras recibir en Kinshasa a enviados especiales de EE.UU. y Reino Unido, Kabila dijo que los tropas desplegadas en Bukavu serían utilizadas para desarmar y repatriar a antiguos milicianos hutus ruandeses, responsables del genocidio de 1994 en Ruanda y que se encuentran desde entonces en la región oriental congoleña.

En rueda de prensa al término de su reunión, Kabila y Kagame anunciaron la puesta en marcha de un mecanismo de verificación conjunta para asegurar el desarme y la desmovilización de soldados del antiguo Ejército ruandés y de las milicias hutu Interahamwe ("Los que cazan juntos", en idioma kinyarwanda) en el este de la RDC.

Durante la guerra de 1998-2002, Ruanda invadió el territorio de su vecina en respaldo de la, entonces rebelde, Agrupación Congoleña para la Democracia (ACD), transformada al fin del conflicto en un partido político que participa en el actual Gobierno de transición y en el Ejército de la RDC.

Los líderes de la reciente sublevación, el general Laurent Nkunda y el coronel Jules Mutebusi, son antiguos comandantes militares de la ACD.

La amenaza contra la seguridad de Ruanda por parte de los rebeldes hutus en la RDC fue utilizada en 1998 por Kagame para justificar el envío de su Ejército a territorio congolés en ayuda de la ACD, compuesta mayormente por miembros de la etnia banyamulenge, tutsis congoleños de origen ruandés.

Fuentes de la delegación congoleña que viajó a Abuja confirmaron que los dos presidentes analizaron el destino del coronel Mutebusi, quien con 300 militares insurrectos buscó refugio esta semana en Ruanda ante el avance de las tropas gubernamentales.

La situación del general Nkunda y los 4.000 efectivos bajo su mando, actualmente emplazados al norte de Bukavu, fue analizada también durante la reunión.

Las autoridades militares en Kinshasa han anunciado de que serán abiertos procesos por insubordinación contra los dos comandantes, a los que responsabiliza asimismo por las matanzas de civiles durante la rebelión.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores