EE.UU. adelantó traspaso de poder a los iraquíes

El hasta hoy administrador civil estadounidense para Irak, Paul Bremer, entregó el correspondiente documento de traspaso de la soberanía a los representantes del nuevo gobierno de transición iraquí.

28 de Junio de 2004 | 08:19 | Agencias
BAGDAD.- De forma totalmente inesperada, Estados Unidos entregó oficialmente hoy en Bagdad la soberanía sobre el país al nuevo gobierno de transición iraquí, en una ceremonia originalmente programada para el miércoles 30 de junio pero adelantada por motivos de seguridad.

El hasta hoy administrador civil estadounidense para Irak, Paul Bremer, entregó el correspondiente documento de traspaso del poder a representantes del nuevo gobierno iraquí del Primer Ministro interino, Iyad Allawi.

El Premier iraquí, quien asistió a la sencilla ceremonia en la altamente controlada "zona verde" de Bagdad, calificó el día de "histórico" y afirmó que "estamos preparados para controlar el tema de la seguridad".

Bremer, quien hizo entrega a los presentes de una serie de documentos relevantes en materia de derechos humanos, declaró: "Abandonaré Irak mirando con confianza hacia su futuro". Según el canal de noticias estadounidense CNN, el ex administrador civil partirá hoy mismo de Bagdad.

Entre los documentos entregados por Bremer se encontraba también una carta del Presidente estadounidense, George W. Bush, en la que expresa a las autoridades iraquíes su deseo de restablecer relaciones diplomáticas. Éstas fueron suspendidas en 1990 por el padre de Bush y entonces presidente norteamericano, George Bush, después de que Irak atacara bajo el dictador Saddam Hussein al vecino Kuwait.

Washington ya ha nombrado al que será su embajador en Bagdad, el hasta ahora representante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, John Negroponte, quien en los próximos días arribará a la capital iraquí para presentarse ante el nuevo gobierno interino. La embajada norteamericana contará con casi 3 mil empleados y será la más grande de Estados Unidos en el mundo.

Con el traspaso de poder, el país del Golfo, ocupado militarmente desde abril del año pasado, recuperó formalmente su soberanía. Para garantizar la seguridad, seguirán desplegados en Irak los 150 mil soldados de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

Juramento del nuevo gobierno


El Presidente iraquí, Ghazi Al-Yauar, en la ceremonia de juramento, junto al vice presidente, Ibrahim Al-Jaafari; el Primer Ministro, Iyad Allaw; y el vice primer ministro, Barham Saleh.
Los miembros del nuevo gobierno iraquí juraron este lunes en una ceremonia, horas después de que Estados Unidos formalmente le confiriera la soberanía.

Los ministros, frente a una fila de banderas iraquíes, se turnaron para poner su mano derecha sobre el Corán y juraron desempeñar sus cargos con sinceridad e imparcialidad.

El Primer Ministro Iyad Alaui pronunció un discurso en el que delineó sus objetivos para el país, exhortando a los iraquíes a no temer de los "bandidos" que luchan contra "el islam y los musulmanes".

"Dios está de nuestro lado", aseguró.

El primero en jurar fue el presidente Ghazi al Yauar (suní), al que siguió el vice presidente, Ibrahim Yaafari (chií), el Primer Ministro, Iyad Alaui (chií) y el vice primer ministro, Barham Saleh (kurdo).

En una breve declaración tras su juramento, Yauar llamó al nuevo gobierno a trabajar colectivamente para resolver los problemas del pueblo iraquí y apeló a lo que llamó el "espíritu de una sola casa" entre el pueblo y el gobierno, al tiempo que pidió dejar atrás las heridas del pasado.

Tras él tomó la palabra Iyad Alaui, quien exhortó a todos los iraquíes a unirse para afrontar juntos el futuro y trabajar cohesionados para establecer la seguridad y lograr la prosperidad de Irak.

La primera prioridad de su gobierno -dijo- es trabajar por la unidad y por que todos los iraquíes tengan sus derechos, por un Irak donde impere la unidad y la tolerancia.

"La unidad nacional será un asunto sagrado de mi Gobierno", subrayó.

También agradeció a los países vecinos, especialmente Irán, Arabia Saudita y Turquía, por haber contribuido a derrocar al régimen dictatorial de Saddam Hussein.

Subrayó la importancia de estrechar las relaciones con Estados Unidos, la Unión Europea, la ONU, la Organización de la Conferencia Islámica, el Fondo Monetario Internacional, la Liga Árabe, los países del Golfo Pérsico, la India y Pakistán y otros países y organizaciones internacionales.

Además, agradeció a las fuerzas de la coalición por su contribución a la hora de extender la seguridad y la estabilidad de Irak.

Exhortó a los baazistas (seguidores del antiguo partido único Baaz) a alejarse de los mercenarios extranjeros y prometió derrotar a los terroristas, a los que calificó de "una minoría injusta, que ha tomado como blanco al pueblo iraquí".

"Pero les aviso de que los tenemos en el punto de mira, por lo que los derrotaremos y los llevaremos ante la Justicia".

También se refirió al antiguo ejército iraquí del cual dijo que "no era de Saddam, sino de Irak", por lo que procurará formar otro nuevo que sirva los interese de su país.

Alaui señaló que otras de sus prioridades será la reactivación de la economía, luchar contra el desempleo, y reconstruir la infraestructura nacional.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores