Durao Barroso anuncia que acepta presidir la Comisión Europea

“El primer deber de un portugués es servir a la nación dondequiera que esté. Lo haré como europeo y sobre todo con orgullo”, dijo hoy el premier de Portugal al anunciar su decisión.

29 de Junio de 2004 | 09:04 | EFE
LISBOA.- El Primer Ministro de Portugal, José Manuel Durao Barroso, aceptó hoy oficialmente la invitación de los líderes europeos para ser candidato de consenso a la presidencia de la Comisión Europea y suceder al italiano Romano Prodi.

“Quiero informar en primer lugar a los portugueses que voy a aceptar la invitación formulada por los jefes de Estado y gobierno europeos”, dijo Durao Barroso en una declaración ante la televisión y las radios lusas.

“El primer deber de un portugués es servir a la nación dondequiera que esté. Lo haré como europeo y sobre todo con orgullo”, dijo Durao Barroso, que materializará su renuncia en las próximas horas.

Antes de viajar a Bruselas, para la cumbre extraordinaria en la que será designado, Durao Barroso dejó constancia de su “pleno respeto a la autonomía del Presidente”, Jorge Sampaio, para solucionar la crisis que genera su marcha a Bruselas y su “confianza en las instituciones democráticas”.

Durao Barroso justificó su decisión por el “momento excepcional” que vive la Unión Europea, por la ampliación a 25 miembros y la nueva Constitución y consideró que, cuando la UE lo necesita, “los portugueses no deben decir que no”.

Agradeció el apoyo de Sampaio y de su gobierno, pero también confió en que la salida a la crisis respete la voluntad expresada por los portugueses en las últimas elecciones legislativas, en 2002, que llevaron al poder al centro derecha.

Durao Barroso informó de sus intenciones, que abren una crisis sin precedentes en Portugal, a Sampaio, a su ejecutivo y a la dirección del Partido Social Demócrata (PSD), que también dejará de presidir.

El presidente deberá resolver la crisis tras escuchar opiniones de todo el espectro partidista, empezando por quienes creen que debe convocar elecciones anticipadas ante la gravedad de la crisis.

Toda la oposición de izquierda y algunos intelectuales del centro derecha comparten esa tesis, por entender que la situación requiere un gobierno sólido, sobre todo tras la derrota del PSD en las últimas elecciones europeas y los sondeos que señalan una grave quiebra de la confianza popular.

El Partido Socialista (PS), que actuó con cautela hasta escuchar a Durao Barroso, aguarda el pronunciamiento de su líder, Eduardo Ferro Rodrigues.

En el extremo contrario se sitúa la mayoría del PSD, cuyo liderazgo también abandona Durao Barroso, que reclama la formación del nuevo ejecutivo para el “heredero natural” de Durao Barroso, el actual alcalde de Lisboa, Pedro Santana Lopes.

También comparte esa tesis el socio del PSD en la coalición de gobierno, el derechista Partido Popular (CDS-PP), que aunque dice respetar la decisión de Sampaio, insiste en que hay una legitimidad ganada en las urnas en 2002 que debe ser salvaguardada.

El líder del CDS-PP y actual ministro de Defensa, Paulo Portas, se entiende bien con Pedro Santana Lopes y, al parecer, ambos ya han hablado de posibles nombres para un eventual ejecutivo.

Pero en el PSD también hay voces discrepantes, entre ellas la de la “número dos” del gobierno, la aún ministra de Estado y Finanzas, Manuel Ferreira Leite, que encabeza a quienes piden un congreso extraordinario del partido antes de elegir al nuevo primer ministro.

Ferreira Leite, que dirigirá el gobierno de gestión tras la dimisión de Durao Barroso, tiene el respaldo de un grupo de figuras del PSD de la llamada corriente “cavaquista”, por su cercanía al ex primer ministro y antiguo líder del partido Aníbal Cavaco Silva.

Además, el antiguo líder de la derecha portuguesa y catedrático de Derecho Diogo Freitas do Amaral se colocó en el bando de quienes abogan por el adelanto electoral y, en una carta abierta incluida hoy en el diario “Público”, así lo pidió a Sampaio.

Amaral recordó que los jefes de gobierno han sido tradicionalmente miembros del Parlamento, lo que no sucede con Santana Lopes, con la única excepción de Francisco Pinto Balsemao, que tuvo que llenar en situaciones excepcionales el vacío dejado por la muerte en accidente de Francisco Sa Carneiro.

Mientras Durao Barroso hace las maletas, Sampaio guarda silencio y, antes de anunciar la salida a la crisis, escucha opiniones, como las que hoy le expresarán el ex presidente Mario Soares, el titular del Parlamento, Joao Bosco Mota Amaral, y el gobernador del Banco de Portugal, Vítor Constancio.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores