Muñeco bailarín de Saddam arrasa en ventas en Bagdad

El juguete, que ridiculiza al ex presidente y está vestido y armado como los insurgentes iraquíes, menea sus caderas al ritmo de la pegajosa canción "Hippy Hippy Shake".

30 de Junio de 2004 | 12:34 | Reuters
BAGDAD.- Los iraquíes solían bailar al ritmo de Saddam Hussein, pero ahora en las jugueterías de Bagdad se puede encontrar un muñeco regordete del ex líder iraquí que menea sus caderas al ritmo de la canción "Hippy Hippy Shake".


Muñeco de Saddam Hussein y Osama bin Laden.
Las jugueterías de Bagdad están haciendo un rápido negocio con el muñeco bailarín de Hussein, que mide unos 30 centímetros y funciona a baterías.

El juguete, que ridiculiza al ex presidente y está vestido y armado como los insurgentes iraquíes, menea sus caderas al ritmo de la pegajosa canción con sólo presionar un botón.

Munido con grandas de mano, dagas, un "walkie talkie", binoculares y un rifle AK-47, y con una boina con la insignia de una calavera sobre una cabeza mofletuda, el muñeco de Saddam baila "Hippy Hippy Shake" cuando se lo enciende.

"Es gracioso, ¿no es cierto?", dijo Mustapha al-Kadamy, un joven padre que se preparaba para comprar el Hussein bailarín en una juguetería del rico distrito de Mansoor.

"Mañana Hussein se presentará ante un juez iraquí, entonces hoy es un buen día para burlarse de él - tenemos que reírnos después de las cosas horribles que nos hizo", dijo al-Kadamy.

El dueño de la juguetería empezó a ofrecer los muñecos poco tiempo después de que las fuerzas lideradas por Estados Unidos derrocaran al gobierno de Hussein en abril del año pasado.

Un viajante de comercio turco apareció un día con los muñecos bailarines, fabricados en China, y el dueño de la juguetería decidió hacer un pedido.

También hay muñecos danzantes del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, del presidente de Cuba, Fidel Castro, y del presidente estadounidense, George W. Bush.

En un principio, el muñeco bailarín de Bin Laden fue el que mejor se vendió, pero de a poco los iraquíes fueron perdiendo el miedo de ridiculizar a su depuesto presidente y comenzaron también a comprar los muñecos de Saddam.

"En un comienzo los escondíamos debajo del mostrador y sólo los vendíamos a aquellos que lo pedían especialmente porque la gente se ofendía al ver al ex presidente como un juguete", explicó Asaad Majid, un vendedor de la juguetería al-Jelawi en Mansoor.

"Ahora ya no tenemos miedo, los exponemos abiertamente, y la gente los compra regularmente", dijo Majid y agregó que se incrementó la demanda después de que Hussein fue detenido en diciembre.

El jueves, el verdadero Saddam Hussein y 11 de sus colaboradores se presentarán ante un juez iraquí que los acusará formalmente de cometer crímenes de guerra y de lesa humanidad. El juicio a Hussein comenzaría a principios del próximo año.

Pero el miércoles, los clientes y los empleados de la juguetería tenían pocas dudas acerca de la culpabilidad de Hussein.

"Si es ejecutado, entonces será el final, es muy fácil para él", dijo Ala, un asistente de ventas en Jelawi. "Sería mejor mantenerlo en prisión por el resto de su vida así tiene que sufrir todos los días", agregó.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores