Oviedo comparece ante la justicia paraguaya para escuchar cargos

En medio de fuertes medidas de seguridad, Oviedo compareció casi tres horas ante el juez de garantías.

01 de Julio de 2004 | 20:34 | Efe
ASUNCION.- El ex general golpista Lino Oviedo se presentó hoy ante la Justicia paraguaya por primera vez desde que llegó al país, el pasado martes, para escuchar los cargos que pesan en su contra en dos de las causas en las que aparece imputado.

En medio de fuertes medidas de seguridad, Oviedo compareció casi tres horas ante el juez de garantías Pedro Mayor, que confirmó hoy la prisión del ex general paraguayo en el proceso abierto en su contra por la intentona golpista de mayo de 2000.

El ex general, que está confinado en el penal militar de Viñas Cué cercano a Asunción, donde cumple diez años de cárcel por intento de golpe de Estado en 1996, fue escoltado por un riguroso cordón militar que le impidió hablar con los periodistas tanto a su llegada como a su salida del Palacio de Justicia.

Los militares no dudaron en sacar a los periodistas a empujones para evitar el contacto con Oviedo.

"Hemos solicitado la prisión preventiva contra el señor Lino Oviedo y el juzgado ha hecho lugar: su lugar de reclusión va a ser el mismo, en el penal militar de Viñas Cué", afirmó el fiscal René Fernández, uno de los acusadores.

En el momento de su regreso a Asunción, tras más de cinco años en Brasil y Argentina, Oviedo fue llevado a ese recinto militar para cumplir la condena por golpista, que estaba en suspenso después de huir del país en marzo de 1999.

Fernández explicó que el juez también ha impartido un oficio a las autoridades migratorias, ante una denuncia de Oviedo de que las autoridades migratorias le secuestraron la cédula de identidad a su regreso de Brasil.

Por su parte, Víctor Sánchez, uno de los abogados del ex militar, denunció que los fiscales han recurrido a la figura del "peligro de fuga", lo que, en su opinión, es un contrasentido para alguien que ha decidido regresar y hacer frente a los casos pendientes en su contra.

Sánchez también denunció como una violación del debido proceso el hecho de que su defendido fuera sometido hoy a una segunda prueba indagatoria, sin previa notificación, ante el juez de sentencia, Carlos Ortiz Barrios.

El juez tiene a su cargo la investigación del asesinato de Luis María Argaña, vicepresidente de Paraguay, el 23 de marzo de 1999, y la muerte de siete manifestantes, ocurrida durante las protestas que sucedieron a ese hecho.

En ambos casos, en los que se han producidos condenas de cárcel de hasta 25 años, el ex jefe del Ejercito está imputado como autor intelectual, pero él siempre se ha declarado inocente, al igual que de la condena por golpista.

"Siempre con Lino Oviedo se sobrepasan las autoridades, no actúan correctamente. Volvimos con la fe y la ilusión de que teníamos un gobierno democrático y que se iba actuar dentro de la constitución y las leyes", afirmó su esposa, Raquel Marín.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores