Argentina: Kirchner despide a ministro por polémica sobre seguridad

El hasta ayer en la noche titular de Justicia, Gustavo Beliz, ya había admitido los rumores en torno a su renuncia y dijo que existían sectores que buscaban sacarlo de su puesto.

25 de Julio de 2004 | 20:41 | Reuters
BUENOS AIRES.- El Presidente argentino, Néstor Kirchner, le pidió anoche la renuncia a su ministro de Justicia, Gustavo Beliz, el primer funcionario de alto rango que dejará el poder tras 14 meses de gobierno, en medio de una fuerte polémica en el gabinete por la política de seguridad interna.

"El señor Presidente me ha pedido que solicite la renuncia del ministro de justicia Gustavo Beliz y de todo su equipo", afirmó el jefe de gabinete Alberto Fernández, sin aclarar los motivos.

La estructura de seguridad del gobierno comenzó a sacudirse con rumores de renuncias luego de que el Mandatario removiera de su cargo al Jefe de la Policía, por negarse a cumplir la orden de que los hombres a su mando no portaran armas de fuego para controlar una manifestación.

Beliz, encargado de la política de seguridad, ya había admitido los rumores en torno a su renuncia e indicado que existían sectores que buscaban sacarlo de su puesto. Entre ellos, mencionó al servicio de inteligencia nacional.

El tema de la seguridad es clave para el gobierno de Kirchner: las cada vez más frecuentes manifestaciones violentas en Buenos Aires, y el enojo de la población por la decisión del Jefe de Estado de prohibir actuar a la policía para mantener el orden, ya están afectando su alta popularidad.

Según sondeos privados, la imagen positiva de Kirchner cayó en el mes actual a 63 por ciento, desde un elevado 73 por ciento registrado en mayo.

Días atrás decenas de vendedores ambulantes, travestis, prostitutas y desocupados intentaron sin éxito ocupar el edificio de la Legislatura de Buenos Aires, y lograron que los parlamentarios no dieran aprobación definitiva a un nuevo código de convivencia que eleva penas para contravenciones.

El jueves hubo una nueva protesta frente a la Legislatura, aunque una fuerte presencia policial evitó incidentes.

El gobierno asegura que la represión de las protestas sólo traería más violencia, en un país en el que hace sólo dos años y medio una revuelta popular derrocó a dos presidentes en 15 días.

El Presidente, que el sábado por la tarde retornó de un viaje oficial por Bolivia y Venezuela, también pidió la renuncia al secretario de seguridad, Norberto Quantin, y nombró como nuevo ministro de justicia a Horacio Rosatti, que hasta ahora se desempeñaba como procurador del Tesoro nacional.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores