Argentina recuerda un nuevo aniversario de la muerte de "Evita"

Los actos comenzaron en la mañana con la entrega de flores en el mausoleo que guarda sus restos en el céntrico cementerio de la Recoleta, hasta donde llegaron algunos dirigentes peronistas y familiares.

26 de Julio de 2004 | 20:54 | Efe
BUENOS AIRES.- El 52 aniversario de la muerte de la María Eva Duarte de Perón, más conocida como "Evita", fue recordado hoy con distintos actos y homenajes en Argentina en honor a la mítica "abanderada de los humildes".

Los actos comenzaron en la mañana con la entrega de flores en el mausoleo que guarda sus restos en el céntrico cementerio de la Recoleta, hasta donde llegaron algunos dirigentes peronistas y familiares.

Más tarde, el presidente argentino, Néstor Kirchner, y su esposa, la senadora Cristina Fernández, encabezaron en la Casa de Gobierno un acto de homenaje a Evita, en el que la actriz Cristina Banegas recitó el poema "Eva", escrito por María Elena Walsh.

Durante el recordatorio actuaron también las cantantes Teresa Parodi y Nacha Guevara -flamante directora del Fondo Nacional de las Artes-, quienes cantaron los temas "Ella es de octubre" y "No llores por mí Argentina", se proyectó un vídeo y se presentó una muestra fotográfica sobre la vida de Evita.

La también llamada abanderada de los "descamisados" fue recordada por la noche en un nutrido acto organizado por la principal central obrera argentina, la Confederación General de Trabajo (CGT), recientemente reunificada.

La diputada Hilda "Chiche" González, esposa del ex presidente Eduardo Duhalde (2002-2003), presentó por su parte la muestra "Evita: un escudo", con obras de veinte artistas contemporáneos, y participó de una marcha callejera de antorchas a las afueras de Buenos Aires.

En tanto, bajo el lema "Intransigencia moral y lucha por los desposeídos para una República de Iguales", la dirigente opositora Elisa Carrió rindió homenaje Evita, quien fue la segunda esposa del tres veces presidente de Argentina Juan Domingo Perón.

Evita, nacida el 7 de mayo de 1919 en el pueblo Los Toldos, en la provincia de Buenos Aires, era hija ilegítima de la cocinera Juana Ibarguren y el terrateniente Juan Duarte.

En 1944, cuando era cantante y actriz de radio-teatro, conoció en un acto benéfico al entonces coronel Perón, militar influyente y director del Departamento Nacional del Trabajo, con quien se casó un año más tarde.

En 1947, cuando Perón llevaba un año como presidente, su mujer consiguió que el Parlamento aprobara el voto femenino.

A pesar de que nunca tuvo un puesto oficial en el Gobierno, Evita actuó de hecho como ministra de Salud y Trabajo, otorgando a los trabajadores aumentos de salarios, quienes respondieron con el apoyo político a Perón.

También eliminó los subsidios a la tradicional "Sociedad de Beneficencia" y se ganó gran cantidad de enemigos dentro de la aristocracia argentina al reemplazar esa institución por la "Fundación Eva Perón", sostenida con aportaciones obligatorias de trabajadores y de voluntarios.

En octubre de 1951 apareció su libro "La razón de mi vida", que se convirtió en un texto escolar obligatorio. Poco tiempo después fue operada de cáncer, pero esa enfermedad la llevó a la muerte el 26 de julio de 1952.

Su cuerpo fue embalsamado por el doctor español Pedro Ara y velado por miles de hombres y mujeres durante dos semanas. Su muerte marcó el inicio de la decadencia política de Perón, destituido por un golpe de Estado en 1955.

Los militares que derrocaron a Perón secuestraron el cadáver de Evita y lo enterraron con nombre falso en un cementerio de Italia.

Perón logró recuperar el cuerpo de su difunta esposa y regresó a Argentina, ya casado con María Estela Martínez "Isabelita", para gobernar por tercera vez el país desde octubre de 1973 hasta su fallecimiento, el 1 de julio de 1974.

En el aniversario de su muerte, los sudarios de Evita fueron presentados hoy en Buenos Aires, luego que el presidente de Aerolíneas Argentinas, el español Antonio Mata, los comprara en una subasta por 160.000 dólares para donarlos a los argentinos.

Eva Duarte fue la mujer más influyente en toda la historia política argentina y llegó a ser reverenciada como una santa por las masas seguidoras del peronismo.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores