Paraguay: Mueren dos nuevas víctimas de incendio en supermercado

Un niño de 5 años, que presentaba quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo, y una mujer de 77 años, fallecieron este fin de semana, por lo que ascienden a 364 los muertos por el siniestro.

23 de Agosto de 2004 | 12:54 | DPA
ASUNCIÓN.- Dos nuevas víctimas cobró el incendio que se produjo en un supermercado de Asunción el pasado 1 de agosto, con lo que el número de muertos ascendió a 364, informó hoy el coordinador del Comité de Emergencia Sanitaria de Paraguay, Hugo Gómez.

"Un niño de cinco años con quemaduras graves en el 50 por ciento del cuerpo y una mujer de 77 años con problemas cardiacos y de diabetes, fallecieron el fin de semana", explicó Gómez a la radio 1.000 de Asunción.

El profesional médico manifestó que 40 personas se encuentran internadas en diversos hospitales capitalinos, de las cuales 11 están en unidades de terapia intensiva y 29 en salas de recuperación.

"Tres de los pacientes de terapia intensiva están en estado crítico, con evolución desfavorable y en estos momentos uno de ellos se está dializando, porque presenta insuficiencia renal", expresó Gómez.

Según el Ministerio Público, el siniestro causó 364 muertos, de los cuales 42 no pudieron ser identificados, y 48 personas fueron reportadas como desaparecidas.

Los datos oficiales consignan que muestras biológicas de los 42 cadáveres no identificados y de 55 restos de cuerpos humanos fueron enviados a España para el análisis de ADN, cuyos resultados se esperan para mediados de septiembre.

El incendio se produjo hacia el mediodía del 1 de agosto y según el informe de los peritos, que investigaron las causas del siniestro, éste se produjo por la combustión de grasas y carbonillas acumuladas en una chimenea del patio de restaurantes del centro comercial.

La elevada temperatura se transfirió al material aislante del techo, que ardió, derribó el cielo raso y propagó el fuego con rapidez y violencia.

Más de mil personas se encontraban en el interior del supermercado cuando sobrevino el incendio, que se convirtió en la tragedia más grande de la historia civil de Paraguay debido a que las puertas estaban cerradas, presumiblemente por orden de los propietarios.

El Ministerio Público confirmó que "las puertas fueron cerradas" una vez producido el incendio, conclusión que es compartida por el informe de los peritos norteamericanos, argentinos y paraguayos.

El equipo de expertos concluyó también que "el incendio fue accidental en el sentido de que no fue producto de un atentado y se constató negligencia en el mantenimiento de la chimenea y del sistema de alarma contra incendios".

Sobre esta base, los agentes fiscales han imputado por homicidio doloso a los propietarios del centro comercial Juan Pío Paiva y Daniel Paiva, además de cuatro guardias de seguridad, y por omisión de auxilio al copropietario Humberto Casaccia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores